Yo puedo…

Diabetes Blog WeekYo puedo… Este es el primer tema del Diabetes Blog Week 2015 que comienza hoy lunes, 11 de mayo. Para mi es una gran manera de comenzar, así que allá vamos!

Yo puedo…

Educarme para manejar mejor la diabetes de mi hijo y estar mejor preparada para enfrentar los retos de la diabetes de manera proactiva y eficaz, aunque no todos los días serán perfectos, pero SI PUEDO!

Yo puedo…

Agradecer a la vida por las bendiciones y oportunidades que la diabetes nos ha brindado. He conocido personas y familias maravillosas con un deseo inmenso de ayudar a otros. Me he dado cuenta de que #losbuenossomosmas.

Yo puedo…

Educar a mi hijo a que viva con diabetes y que aprenda que la diabetes es parte de su vida. La diabetes NO es su vida y mucho menos define a mi hijo.

Yo puedo…

Ver a mi hijo crecer saludable y lleno de vida. Mi plan es que esto siga así hasta que el sea viejito. Si educo bien a mi dulces guerrero, aún cuando le haya pasado el batón de su tratamiento, mi labor seguirá rindiendo frutos.

Yo puedo…

Dejar que mi hijo coma helados, pizza y hamburguesas, lo único que le prohibiré comer es veneno. 🙂 Mi responsabilidad es enseñarle el valor de una alimentación saludable, sin prohibiciones.

Yo puedo…

Soñar con mejores tratamientos y tecnología que nos hagan más fácil el manejo de la diabetes. Claro, también sueño con la cura, pero mientras tanto, cualquier adelanto que nos ayude lo recibo felizmente.

Yo puedo…

Proveerle a mi hijo todas las herramientas que estén a mi alcance para que tenga la misma oportunidad de alcanzar sus metas que cualquier otro niño. La diabetes NO será la razón por la cual nuestros niños no cumplan sus metas.

Yo puedo…

Crear conciencia y educar a otros acerca de esta condición, que aunque compleja, fastidiosa, caprichosa, imprudente, etc. podemos sobrellevarla con educación.

Yo puedo…

Sobrevivir las largas noche en vela cuando la Tia Bety no es tan cooperadora como quisiéramos. (Gracias a Dios por las gafas oscuras, el maquillaje y el café)

Yo puedo…

Aprender de mis errores y de las situaciones que la diabetes tipo 1 nos presenta, cada una de esas experiencias es una lección muy valiosa.

Yo puedo…

Aportar un granito de arena y hacer una diferencia en la vida de otras familias que viven con diabetes.

Yo puedo…

No entender el porqué nos tocó conocer la diabetes tipo 1 tan de cerca, pero ya no lo cuestiono más. He aprendido que podemos, que somos capaces y que nunca dejaremos que la diabetes limite a nuestra familia y mucho menos a nuestro hijo.