Y la famosa proporción de carbohidratos a insulina…

Hoy continuamos con las fórmulas matemáticas que utilizamos a diario con nuestros dulces guerreros, para aprender y entender de donde se originan y lo que significan. Comenzamos con la proporción de carbohidratos a insulina.

Esta fórmula indica la cantidad de gramos de carbohidratos que están cubiertos por una unidad de insulina. Existe la “regla 500” donde se divide 500 por el total diario de insulina (rápida y basal) para obtener los gramos de carbohidratos cubiertos por una unidad de insulina. Por ejemplo, si el total diario es 25 unidades de insulina (rápida y basal), aplicamos este número a la fórmula (500 ÷ 25 = 20) y el resultado es 20 carbohidratos. Esto significa que cada unidad de insulina de acción rápida cubre 20 gramos de carbohidratos. Si tu médico te dice que la proporción de carbohidratos a insulina de tu hijo es de 1:20, eso significa que 1 unidad de insulina rápida es lo necesario para cubrir 20 gramos de carbohidratos.

Quiero aclarar que la “regla 500”, realmente no es un regla sino una guía que nos ayuda a entender de donde proviene ese número tan importante, que a diario utilizamos, para calcular la dosis de insulina. Igualmente tu médico pudiera estar utilizando 400 en vez de 500 para hacer el cálculo.

Luego de calcular la proporción de carbohidratos a insulina, ya sabemos la cantidad de gramos de carbohidratos que son cubiertos por una unidad de insulina. Este número es muy importante porque lo vamos a utilizar diariamente en otra fórmula matemática para calcular la cantidad de insulina que vamos a inyectar al momento de la ingesta de alimentos. Aquí es que la experiencia y la práctica del conteo de carbohidratos que adquirimos, durante los primeros meses después del diagnóstico, mientras utilizamos la escala deslizante de insulina nos va a ayudar para calcular correctamente la dosis de insulina.

Una vez que sepamos contar correctamente la cantidad total de carbohidratos de la comida, podemos calcular la dosis de insulina utilizando la fórmula matemática que divide el total de gramos de carbohidratos de la comida por la proporción de carbohidratos a insulina de la regla 500. Por ejemplo, si el total de carbohidratos en tu almuerzo es 60 gramos y utilizamos los 20 gramos de la proporción de carbohidratos a insulina del ejemplo anterior de la regla 500, necesitarías 3 unidades de insulina rápida para cubrir los 60 gramos de la comida (60 ÷ 20 = 3).

Con mucha frecuencia hablamos con padres que conocen cuál es el número que necesitan utilizar para dividir la cantidad total de carbohidratos de la comida y obtener la dosis de insulina, pero no conocen de donde proviene ni lo que significa ese número.

Nuestra intención es de explicar un poco de donde provienen estos números, para cuando tu médico te diga que dividas la cantidad de carbohidratos de la comida por “20”, “30” o cualquier otro número, para calcular la cantidad de insulina de bolo, tengas mejor idea de donde proviene. Estas fórmulas no son fórmulas mágicas o números inventados, y es necesario que conozcamos que significa cada uno de estos números. Progresivamente hemos ido ampliando nuestros conocimientos de diabetes y cada vez debemos sentirnos más empoderados, pero TENEMOS que conocer con detalle lo que estamos haciendo.

La proporción de carbohidratos a insulina ira cambiando a medida que nuestros dulces guerreros vayan creciendo y su necesidad de insulina vaya aumentando. La cantidad de insulina que nuestros niños utilizan no tiene relación directa con su control de diabetes. Un ejemplo claro es que durante la adolescencia, donde ellos estarán utilizando posiblemente el doble de insulina debido a varios factores de su crecimiento y la resistencia a la insulina, típica durante este periodo de sus vidas.

Es muy importante que SIEMPRE consultes con tu médico antes de hacer cualquier cambio a tu tratamiento de insulina. Los números que hemos brindado en la fórmula para calcular la proporción de carbohidratos a insulina y en la fórmula para calcular la dosis de insulina, son EJEMPLOS.

Durante el próximo escrito estaremos hablando acerca de la fórmula de corrección que nuestro médico nos dará. Esta fórmula la vamos a usar para corregir los niveles elevados de glucosa y puede ser utilizada a la hora de las comidas o sólo para reducir niveles elevados de glucosa.