Y cuando te hacen uno de estos comentarios… Respira!

No sé a cuantos de ustedes les ha pasado, pero me imagino que la gran mayoría, en algún momento o posiblemente más de uno, se han mordido la lengua y poniendo su mejor cara contestan algunos de esos comentarios tan “sabios” o “empáticos” que escuchamos con frecuencia. Aquí algunos de esos comentarios que más escucho…

Tu hijo tiene diabetes, ¡ay bendito!
¿Bendito de qué? No ves que Jaime es un chico feliz, que vive su vida igual a la de otros niños. Si, necesita unos cuidados diferentes, pero la diabetes no tiene que provocar lástima. Al contrario, la diabetes ha servido para educarnos como familia y poder cambiar a estilos de vida más saludable y es una de las razones por la cual Jaime tiene la oportunidad de cuidarse, alimentarse y ejercitarse mejor que otros niños de su edad. La diabetes no define a nuestros dulces guerreros y tampoco los limita.

¡Cuanto lo siento!
Ufff! Esta respuesta si que me da coraje. Es como si me estuvieran dando el pésame o condolencias por alguna desgracia. No hay nada que lamentar, somos afortunados al contar con buenos medicamentos, tecnología y mucha información disponible para educarnos y poder mantener a nuestro hijo saludable.

Pero tan saludable que se ve, no parece que está enfermo
Hellooooo! El que mi hijo viva con diabetes no significa que esté enfermo. Nosotros vemos la diabetes como una condición de vida, no como una enfermedad. Después del diagnóstico tu acondicionas tu vida haciendo los ajustes y cambios necesarios para el bienestar de tu hijo.

¿Jaime puede comer postres?
Déjame pensar como responder… Jaime puede comer de todo, ¿sabes que es lo único que no puede comer? Ningún alimento que tenga veneno. La clave es la moderación y mucho sentido común. Las personas que no tienen diabetes, no deben comer postres todos los días, deben ser moderados en su ingesta de alimentos. Por cierto, a Jaime le encanta el helado, el flan, la pizza y las hamburguesas. ¿Los come a diario? Claro que no, pero no lo prohibimos, sólo lo moderamos. Nuestros hijos no tienen un problema de azúcar, sus pancreas no producen insulina.

Esa es la buena o la mala
¿Me podrías decir cuales son las características de la diabetes buena? Hasta donde tengo entendido, aunque el tratamiento de la diabetes TIPO 1 y TIPO 2 son muy diferentes, si no logramos un buen control, las complicaciones de salud que estas provocan son las mismas. ¿Qué de bueno tiene eso? Por otro lado, generalmente la persona que vive con diabetes tipo 1 está más educada acerca de su condición y puede tomar las decisiones correctas para mantenerse saludable.

¿Ya lo llevaste a un naturópata?
¿Para qué? Claro, luego de la pregunta viene la historia del té mágico o la hierba milagrosa que era usada por las antiguas tribus. En serio!!!! Permítame aclararle que hasta ahora, no existe té, hierba o remedio que cure o regenere las células que una vez producían insulina en el cuerpo de mi hijo. Aún la misma insulina no es la cura, es sólo el tratamiento.

Es drenante ripostar a estos y otros comentarios una y otra vez, pero sabes que significa eso…? Que todavía falta mucha, mucha educación aún por llevar.

Dime, ¿cuál es tu reacción?

A.

B.

C.