Y como les explicamos? Nos entenderán?

Este tema ya lo había tocado anteriormente, pero recientemente algunas personas me han comentado que no ven nada malo en decir que Jaime es diabético. Sabrán que mi nivel de paciencia fue probado de gran manera, pero decidí explicarle por vez número quinienta la gran diferencia entre decir que Jaime vive con diabetes o que Jaime es diabético. La peor parte es que estas personas son padres y madres al igual que tu y que yo. ¿Acaso les gustaría que yo utilice un adjetivo relacionado con una condición de salud o diferencia física para referirme a sus hijos?

Vamos a empezar con un repaso acerca de los adjetivos, esas palabras que complementan el sustantivo y lo describen o aportan cualidades, características y nos demuestran su diferencia ante otro sustantivo. O sea, según estas personas, una cualidad de mi hijo es la diabetes; que cualidad tan hermosa… A mi hijo NO lo caracteriza la diabetes, sino su hermosa sonrisa, su personalidad alegre y su desempeño atlético…Para describir a nuestros dulces guerreros NO tenemos que decir que es diabético, en lugar debemos decir que es un niño alegre, inteligente amoroso y deportista… NO me gusta que le pongan el sello de DIABETICO.

Me entristece profundamente que utilicen el sello de diabético cuando se refieren a los dulces guerreros. Ponte en sus zapatos; tu piensas que a ellos les gusta que constantemente los califiquen como unos niños enfermos. La diabetes NO es una enfermedad, NO es una característica, cualidad o descripción de mi hijo ni de tu dulce guerrero. La diabetes es una gran prueba que la vida nos ha puesto enfrente y la cual vamos superando a diario. Nosotros debemos proteger la salud emocional de nuestros niños y parte de esa protección consiste en que se sientan seguros de ellos por lo que son y por sus verdaderas cualidades.

“Mi hijo NO es diabético, vive con diabetes tipo 1”. Con mucho orgullo digo que mi hijo es amoroso, simpático, educado, obediente, inteligente, etc. Y de algo pueden estar seguros, a pesar de vivir con diabetes, Jaime tiene un estilo de vida mucho más saludable que muchos otros niños sin la condición y es un gran atleta. Quiero que mi hijo crezca sin ningún tipo de etiquetas sin sentido y que afecten su salud emocional. ¿No basta crecer con diabetes tipo 1 y todos los retos que esta condición presenta?

Al que no entienda lo que le estoy diciendo comparto con ustedes el pensar de otras madres y dulces guerreros:

 

“Diabética” describe sólo un aspecto de mi hija. Ciertamente no define lo que ella es.
D-Mom (madre)
 
“Bueno, no puedo decir que me sucede con demasiada frecuencia. Pero no soy una fanática de la frase. Mi hija no es sólo la niña diabética. Ella es mucho más que eso …”
The Princess and the Pump (madre)
 
“Tenemos una laaaaaaaaarga tarea por delante: EDUCAR a quién realmente le importe, NO a todos les interesa saber como y en que consiste la DIABETES…
Y eliminar el comentario, POBRECITA tan chica ….mi hija de POBRECITA NO TIENE NADA, es más valiente y fuerte que cualquiera…. he dicho jejejé…”
Dorys Milena (madre)
 
“A mi me molesta mucho, y mas cuando viene acompañado del “pobrecito”…”
Carmen Ferradas (madre)
 
Mila, yo no voy a permitir que le digan a Juan lo que no es…El es un niño que va a tener una vida alegre y bonita y va a contar siempre con su amiga Diabetes.
Asun (madre)
 
Cherise vive con diabetes versus es diabética suena mucho mejor y aunque no me moleste mucho, tiene mucho sentido, diabética es una etiqueta.
Cherise (vive con diabetes)
 
Yo le explicaba a la mamá de una niña de 11 años, cuyo debut fue hace uno, que en la medida que ella (su hija) “escondiera” su diabetes los chicos iban a ser más curiosos. Iban a preguntar más e incluso sus comentarios iban a ser más crueles. Pero en la medida que ella fuera mas abierta y mostrara sin problemas lo que hace, los niños iban a saciar su curiosidad y dejarían de “acosarla”
Tharmy (vive con diabetes)
 
A mi me molesta porque “diabético” es una etiqueta que generalmente cambian por el nombre de la persona, (es diabético dicen) es muy diferente decir su nombre y que vive con diabetes. Es como quitarles su identidad y convertirlos solo en un padecimiento. Además de que la mayoría no saben nada sobre los tipos de diabetes, para ellos es lo mismo. Normalmente me tomo unos minutos para explicarles que es auto-inmune y que no tiene nada que ver con la alimentación y que es diferente una diabetes de otra.
Rosario Gzz Quiroz  (madre)
 
“A mi no me gusta que me digan diabético, por que no solo vivo con diabetes, hay otras cosas por las cuales me pueden conocer. Por ejemplo, yo juego tenis y me llamo Jaime. No me molesta que la gente me digan dulce guerrero, por que soy dulce y cariñoso, y para vivir con diabetes tipo 1 hay que ser muy valiente y luchador.”
Jaime A. Ferrer (vive con diabetes)

9 thoughts on “Y como les explicamos? Nos entenderán?

  1. Moisés (ladiabetesdemihija)

    Totalmente de acuerdo con las situaciones descritas. En mi caso lo más importante es, evidentemente, mi hija (que tiene 6 años). Me alegro mucho el día que me comentó lo siguiente:
    – Papá, en el colegio me dicen que estoy enferma- me dijo.
    – Y eso ¿por qué? – le pregunté yo.
    – Porque dicen que como soy diabetica estoy enferma – respondió.
    – ¿Y tú les dijiste algo? – le comenté algo preocupado.
    – Pues claro. Les dije “Vamos a ver, ¿yo tengo fiebre? No. ¿Me duele algo? Tampoco, verdad. ¿Vengo al cole y hago las mismas cosas que vosotros? Sí ¡eh! Entonces, ¿qué me estais contando?”.
    Después de esta respuesta, deje de preocuparme de lo que pensaran los demas. Porque mi hija lo había entendido perfectamente.

  2. Marilyn

    Nuestros pequeños guerreros son grandes campeones, vencedores, niños bendecidos que muchos desearán emular. Un abrazo enorme a todos nuestros tesoros y bendiciones a todas esas madres, padres, hermanos y familiares comprometidos!!!!!

  3. carmen temina

    Yo me voy a entrometer en los comentarios pero estoy totalmente con vosotros, a mi no me gusta tampoco y eso que soy mayor soy tipo 2, pero no me gusta que me digan diabetica…cuando pido un refresco light me dice mi marido di que eres diabetica que si no a lo mejor te lo pone normal…y no me gusta siempre le digo ¿esta seguro que es light? por que me tiene que poner etiquetas? solo soy una persona con una condicion de vida, como muchisima gente, nadie dice…a si su hijo el cojo..pues no..

  4. Javier

    Hola Mila, me parece fantástica tu manera de plantearlo. Yo desde que mi hijo debutó me di cuenta que esa expresión estaba fuera de lugar, recuerdo que cuando estaba ingresado en el hospital una auxiliar que le llevaba la comida venia por el pasillo diciendo que esa comida era para el diabético, y fue ahí ya donde me sonó raro, raro, raro. Que yo sepa cuando llevaban la comida a los niños con leucemia, no decían que era para los cancerosos. Incluso alguna vez he tenido que corregir a personas cercanas a la familia.
    Felicidades por lo que haces por tu hijo.

  5. cindy

    ola yo soy diabetica, y tengo 19 años, ps a mi molesta que cuando alguien sabe que soy diabetica, me miren y me digan :O tan joven pobresita, la ultima vez que paso eso con una enfermera, le dije si tengo diabetis y si soy joven, pero eso no te incumbe, no se si la respuesta alla sido buena, pero en varias ocaciones en las que me han visto con pena sacan mi onojo, no se porque existe tanta ignorancia… aparte de todo no se si este bien pero a veces siento que a mis papas les dan verguenza de mi enfermedad, o al menos mi papa, no quiere que nadie sepa usted piensa que esta bien…

  6. Mila Ferrer

    No tienes nada de que sentir vergüenza, no es ni tu culpa, ni culpa de tus padres. Eso es muy común cuando hay falta de conocimientos acerca de la condición.

    A ti te digo que nunca bajes la mirada cuando te hagan algún comentario acerca de la diabetes. Tu eres especial por lo que eres y esa condición no te detendrá. Siempre cuídate y mantén tus niveles de glucosa controladas.

  7. Rosa

    Cuando mi hijo Javier debutó con cuatro añitos, tuve que ir al colegio para hablar con su profesora, para explicarle algunas pautas que debía de seguir con mi hijo (Si necesitaba ir más a menudo al servicio, si sudaba o tenía hambre de repente, hacerle sus controles correspondientes, etc), pero gracias a dios no tuve con la profesora porque conocía la enfermedad por un familiar. A la semana, Javier me dijo que una niña le había dicho que no jujaba con él porque su mamá se lo prohibió, por si le pegaba el azúcar.
    Fuí a hablar otra vez con la profesora y me dijo que no tuviera problema, que ella ya les había hablado sobre la diabetes, y que los compañeros lo habían visto como algo normal, y que eran más consciente que algunos padres ignorantes. Pero Javier ya le había dicho a esa niña, que el azúcar no se pega y que si no quería jugar con él, que ella se lo perdía.
    Él no tiene ninguna vergüenza, al contrario, cuando le dan alguna chuche dice orgulloso que no puede porque tiene diabetes, eso no me molesta, lo que no agunto es cuando responden: pobrecito, tan pequeño. De pobrecito nada, tiene una salud como un roble y desde que debutó, no ha cogido ni un resfriado. Es un campeón, y se ha vuelto más responsable desde entonces. Pienso que no hay que decirlo a los cuatro vientos, pero para nada ocultarlo, sobre todo en nuestro entorno, porque en cualquier momento nos pueden ayudar.

  8. Mila Ferrer

    Eso Javier!!! Dile a tu dulce guerrero que NUNCA permita que lo hagan sentir mal por su condición. Un abrazo.

Comments are closed.