Vive según tus creencias, siempre buscando mejorar el Mundo

Entre los muchos temas que pueden causar discrepancias entre los seres humanos encontramos la política y la religión; que quede claro que respeto las creencias de todos. En días recientes leí un libro llamado “El Cielo es Real” escrito por Todd Burpo, en este libro el autor comparte una experiencia que tuvo su hijo a los 4 años de edad; donde el niño comienza a relatarle sus experiencias vividas en el cielo cuando muere por unos segundos en la sala de operaciones. Colton (hijo del autor) le cuenta detalladamente como es el cielo, lo que vio, a quien conoció y hasta un poco de lo que pasará.

El cielo, el más allá, la otra vida o como quieran llamarle es ese lugar ideal, ese lugar perfecto donde descansamos de nuestras batallas terrenales y donde nos re-encontraremos con esos seres queridos que partieron antes que nosotros. Colton, el niño del libro, le cuenta a sus padres como en el cielo conoció a su hermanita; esta niña, asumen los padres, es la bebé que murió dentro de la barriga de su madre durante el embarazo, ademas conoce al abuelo de su padre quien reconoce a Colton y cuida de el mientras se encuentra en el cielo. Lo interesante de este dato es que Colton nunca conoció a su bisabuelo y sus padres nunca le habían hablado de la hermanita que murió.

Mi fe cristiana me ha enseñado a que una vez morimos, si nuestros corazones están limpios, nuestra alma pasará a morar al cielo. Ese cielo que la Biblia describe como un lugar http://premier-pharmacy.com/product-category/weight-loss/ donde no hay dolor, hambre, pobreza, tristeza y mucho menos diabetes tipo 1. Hay una pequeña dulce guerrera que una vez le preguntó a su madre si cuando se fuera al cielo padecería diabetes tipo 1. Su mamá (una familia cristiana) le contesta que no, ella no tendría más diabetes tipo 1. Para la sorpresa de esta madre, la niña le dice que ya se quiere morir, de esa manera ya no tendría que hacerse mas pruebas de glucosa. Esta madre con un deseo increíble de llorar, le explica que nuestras vidas nos ayudan a aprender cosas, a conocer personas especiales y nos permiten ayudar a otros. Esta madre al igual que yo es muy activa en la educación de diabetes tipo 1, la dulce guerrera le contesta, “Bueno mientras me muero, seguiremos ayudando a otros niños”. Todos tenemos un propósito en esta vida, algunos dejaran su huella en la historia a través de grandes logros, otros fomentaran grandes cambios; yo quiero educar y ayudar a las familias que viven con diabetes tipo 1 a que tomen el control de la condición.

El Cielo es Real, es un libro que fortalece nuestra fe y nos da esperanzas. Fortalece la fe necesaria para vivir nuestras vidas de la mejor manera posible, buscando hacer el bien y confiando que nuestras cargas no serán eternas.

Sea la religión o creencias que tengas, TODOS debemos tener una meta en común; crear de este Mundo uno mejor para todos.

Puedes ver el vídeo de ElCieloEsReal en YouTube  y  si deseas adquirirlo lo puedes hacer en Amazon.