Unidad y compromiso

Somos muchas las personas que queremos buscar mejorar la calidad de vida de las personas que viven con diabetes tipo 1. Desde que comenzamos esta travesía, hemos conocido un sinnúmero de personas en las diferentes actividades que asistimos, que cuando platicamos tenemos muy claro que hace falta UNIDAD. Unidad para luchar por los derechos de nuestros pacientes, luchar por accesos justos y vitales al tratamiento correcto. Hay que educar al personal escolar, maestros y más aún, a la familia de la persona que vive con diabetes tipo 1. La clave es la educación, lo he repetido infinidad de ocasiones y seguiré haciendo hincapié en lo importante que es para lograr el control de la diabetes y alcanzar una vida plena.

En Puerto Rico, Estados Unidos, Argentina, España, etc.,  hay muchas personas muy capacitadas y comprometidas, dispuestas a trabajar y dar de su tiempo para ayudar a otros. Me parece que el reto es poder reunir a todas estas personas y unirnos para luchar la misma batalla. Imagina el siguiente ejemplo, tienes suficientes alimentos para repartir a 500 personas y tú decides repartirlos sin ninguna ayuda. Segundo ejemplo, tienes alimento para las mismas 500 personas y cuentas con un grupo de voluntarios dispuestos a cooperar. Juntos, establecen un plan de trabajo organizando las distintas labores. Hay voluntarios que se encargan de mantener el orden en las filas, otros están en las estaciones que repartirán los alimentos y los restantes voluntarios se mantendrán al pendiente de que todos estén satisfechos y hayan disfrutado sus alimentos. ¿Qué actividad tendrían mayor efectividad?

Tenemos que trabajar unidos por nuestro fin común, el bienestar de las personas que viven con diabetes. Cuando hacemos estas labores sociales tan hermosas, no debe haber divisiones, todos tenemos que trabajar de manera unida y llevar el mismo mensaje. Si algo a mi me encanta del Diabetes Online Community (DOC) es que todos velan por todos. Compartimos nuestras plataformas con otros colegas y así llevamos nuestro mensaje a muchas más personas.

Queremos llevar un mensaje de educación, apoyo y esperanza. Tenemos todas las herramientas necesarias para lograrlo. Cada uno tenemos nuestras fortalezas y al unirnos se complementan para promover este mensaje. En esta unión encontraremos fuerza, llevaremos nuestro mensaje con voz unísona. Conseguiremos las ayudas necesarias para aquellas personas menos afortunadas. Imagina la preocupación de esos padres que no tienen los fondos para cubrir el tratamiento de su hijo. Podremos hacer valer los derechos de nuestros niños, crearemos ambientes escolares saludables y propicios para ellos. Más allá de todo eso crearemos una comunidad de padres, dulces guerreros y colaboradores saludable, fuerte y educada.

Yo quiero, deseo y anhelo una mejor calidad de vida para mi hijo, con mejores cubiertas de las aseguradoras de salud, educación continua sobre el control y manejo de su condición a través de sus diferentes etapas  Estoy segura de que tú como padre y ciudadano comprometido con el bienestar de la salud del pueblo también lo deseas. Todos podemos trabajar unidos, podemos poner nuestro granito de arena y lograr cosas muy grandes.