Una tregua con la Tía Bety, gracias a la actividad física

tips-ayuda en diabetes, diabetes tipo 1Hoy es una de esas noches en las cuales me siento en paz con la Tía Bety, hemos tenido unas semanas con muy buenos números a excepción de algunas hipos las cuales espero desaparezcan luego de unos ajustes a su dosis de insulina. Es en días como este que puedo afirmar que somos nosotros los que controlamos a la Tía Bety y nos damos la oportunidad de disfrutar la vida.

Pero detrás de estos números tan controlados, ¿habrá algo más? Yo les diría que si. Recientemente nos mudamos a la ciudad de Miami, estamos viviendo en un área que se presta mucho para caminar, pues tienes cerca el supermercado (colmado), algunas tiendas y sobre todo mis hijos tienen unas canchas de tenis al cruzar la calle. Sin dejar fuera los extensos partidos de ping pong, los constantes juegos en el patio y las ya famosas caminatas a Alfie (el perro de mi cuñada).

¿Cúal es el factor común que hay en la rutina diaria de Jaime? MUCHA actividad física. Hemos estado más activos físicamente y sin duda esto a contribuido a mejores números. La actividad física provoca que su cuerpo necesite producir más energía, por ende actúa como una aspiradora, utilizando toda la glucosa del torrente sanguíneo para que las células produzcan la energía necesaria. Cuando me siento a analizar las medidas de glucosa que hemos tenido después de nuestra mudanza a Miami, con las que teníamos cuando vivíamos en Puerto Rico, es una diferencia muy marcada; con todo y que en Puerto Rico practicaban tenis casi a diario.

Es beneficioso y saludable que los dulces guerreros estén físicamente activos el mayor tiempo posible. Ya sea practicando algún deporte, jugando en el parque o simplemente corriendo por la casa, debemos propiciar cualquier tipo de actividad física. La actividad física nos beneficia a todos, pero debemos proteger más aun el sistema cardiovascular de nuestros dulces guerreros. Recuerda que el corazón es un músculo que necesita ser ejercitado para fortalecerse, necesita bombear la sangre con fuerza y sin obstrucciones.

niños activos, diabetes tipo 1

Tenemos rutinas diarias muy complicadas, pero es recomendable para niños de 6 a 17 años tener 60 minutos o más de actividad física cada día. Ejemplos de estos son:

Ejercicio aeróbico

Esto puede incluir caminatas a paso ligero, correr bicicleta, patines, patineta, etc. Esta actividad aeróbica debe hacerse al menos 3 días a la semana.

Fortalecimiento de los huesos

Para lograr el fortalecimiento de los huesos los niños pueden saltar la cuerda (cuica), jugar fútbol, baloncesto, correr en el parque, etc. Esta actividad física debe hacerse al menos 3 días a la semana.

Fortalecimiento muscular

Todos conocemos las famosas lagartijas (push ups), “jumping jacks”, “squats”, ejercicios abdominales, etc.; estos debemos integrarlos de manera entretenida y para los más pequeños, en forma de juego. Lo importante es que los músculos comiencen a fortalecerse y los niños se acostumbren a mantenerse activos.

Tal vez la escuela de tu niño cumpla con gran parte de esta actividad física, pero debes tomar estos ratitos como una oportunidad para compartir, dialogar y a la vez te regalas un poco de actividad física.

Los dejo con esta frase para que reflexionen…

“El que no encuentra tiempo para ejercitarse tendrá que encontrar tiempo para la enfermedad.”