Una postal llena de esperanza

Es muy probable que muchos de nosotros hayamos tenido algún amigo por correspondencia cuando éramos pequeños y aunque la tecnología nos ayuda a comunicarnos instantáneamente con las personas que se encuentran muy lejos, el año pasado Jaime conoció a su primera amiga por correspondencia. Tal vez pensarás; ¿por qué gastar dinero en sobre, sello y postal?, ademas de que demorará varios días en llegar a su destinatario.  ¿Valdrá la pena hacerlo o mejor le envío un correo electrónico?

Yo estuve en esa disyuntiva cuando la mamá de esta niña me propuso la idea de que Aylah y Jaime fueran amigos por correspondencia; pero al analizarlo encontré que tenía unos beneficios, por ejemplo Jaime podía poner en práctica la escritura a mano, podía practicar la redacción de una carta, sus partes, etc. y es una gran manera de continuar desarrollando el vocabulario.

Pero ¿cómo conoce Jaime a esta niña? Ahí esta el dato interesante y el tema de este escrito…

El año pasado durante el mes de octubre, Lee Ann Thill (Creadora del Diabetes Art Day) decidió unir a cientos de familias de todo el Mundo a través de una actividad llamada “World Diabetes Day Postcard Exchange” o Intercambio de Postales del Día Mundial de Diabetes. El propósito de esta actividad es que durante los días previos a el 14 de noviembre o mejor aun, en ese mismo día, los participantes reciban por correo postales hechas en casa de alguna otra persona que viva con diabetes o que haya sido tocada de alguna manera por esta condición. La idea es que tengas un recordatorio más de que NO estas solo en esta batalla. La postal debe ser original y como elemento representativo tiene que incluir el círculo azul. Lee Ann siempre busca la manera de que utilicemos nuestra creatividad como medio de expresión y que tenga una función terapéutica.

Una vez te inscribes para participar de esta actividad, los organizadores de este intercambio de postales, buscan la manera de encontrar un participante compatible con tu edad, tipo de diabetes e idioma. El pasado año nos gustó tanto la actividad que terminamos enviando 6 postales y la mejor parte de este intercambio era la cara de Jaime cuando recibía las postales de otros niños. Recibimos postales de Australia, el Reino Unido, Canada y Estados Unidos y lo más interesante es que Aylah, la niña con la que Jaime se mantiene como amigo por correspondencia, NO vive con diabetes tipo 1, pero su familia vivió en carne propia lo que son sus complicaciones por la falta de educación. El tío de Aylah padeció la condición y falleció a causa de las complicaciones por mantener la diabetes descontrolada. Desde ese trágico incidente, esta familia se comprometió a hacer todo lo posible para que ninguna otra persona muera por falta de educación acerca de esta condición. En cada actividad de recaudación de fondos que ellos participan, de manera muy generosa, siempre hacen una aportación a nombre de Jaime.

Este intercambio de postales es una excelente oportunidad para que varios miembros de la familia participen, te exhorto a que invites a otros a participar.

¿Qué tienes que hacer para participar?

Visita la página del “World Diabetes Day Postcard Exchange” (este enlace está traducido utilizando Google Translate) y llenas el formulario. Puedes enviar cuantas postales desees. Este tipo de actividad me gusta pues desarrolla otra manera de poder hacer conexiones entre los dulces guerreros de diferentes países. Puedes utilizarlo como práctica si tú o tu hijo quisiera aprender otro idioma.

Nuestra experiencia fue muy buena y nos sentimos muy contentos de haber conocido a Aylah y su familia; una familia que muy pronto conoceremos personalmente y podré agradecerle su compromiso con nuestros dulces guerreros y en especial con Jaime. Este año me gustaría recibir postales de todos ustedes, así que si deseas enviarnos una postal, puedes enviarme un correo electrónico a mila@jaime-dulceguerrero.com y con gusto, te digo a donde la puedes enviar.