¿Son confiables todos los glucómetros?

glucómetros¿Son confiables todos los glucómetros? Esa pregunta es una que nos repetimos muchas veces, ¿en cual confío?, ¿qué resultado utilizo para calcular la dosis de insulina de mi hijo? Desafortunadamente, NO todos son confiables y lo peor es que los glucómetros confiables pueden desaparecer…

Desde el primero de julio de 2013, Medicare ha optado por reducir un 72% sus costos de tiras reactivas de glucemia y glucómetros, a expensas de nuestra salud. Medicare y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) están permitiendo que tiras reactivas de glucemia defectuosas y glucómetros genéricos entren en el mercado estadounidense. Estas tiras reactivas han sido probadas, y el FDA admite que las lecturas de glucosa son imprecisas.

En este controversial programa de oferta competitiva, los proveedores presentan ofertas de ciertos equipos médicos a un costo menor de lo que Medicare paga por dichos artículos actualmente. Los proveedores que presentaron las ofertas menores son elegidos como proveedores con contrato de Medicare para los suministros. Este programa pone en peligro a los beneficiarios de Medicare, al requerir el uso de tiras reactivas y glucómetros genéricos con lecturas incorrectas. Los médicos y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) tienen a este programa bajo la lupa por la poca confiabilidad de los resultados, ya que pueden ser potencialmente mortal para las personas que viven con diabetes, cuando se administran insulina basado en lecturas imprecisas.

En una reunión celebrada el pasado mes de mayo, a la que asistieron científicos, representantes del FDA y miembros del Diabetes Advocates (DA), se reconoció abiertamente, con gran cantidad de datos de apoyo, que muchos glucómetros y tiras reactivas de glucemia no están cumpliendo con las normas de precisión del FDA, una vez que ya están aprobados y en el mercado. No existe un mecanismo establecido de vigilancia de parte del FDA para monitorear efectivamente la calidad de estos productos luego de ser aprobados. Casi todos los problemas son con productos de bajo costo fabricados en el extranjero.

Hay que reconocer que el FDA ha reconocido el problema y está trabajando para resolverlo mediante el desarrollo de un documento de orientación para los fabricantes y el fortalecimiento de las normas vigentes. Los beneficiarios de Medicare asumen que bajo el programa de licitación habrá la misma calidad y precisión que están acostumbrados.

En un esfuerzo de Medicare por reducir el costo del cuidado médico, es probable que también estén reduciendo la calidad del cuidado, proporcionando tecnología imprecisa a las personas que viven con diabetes. Peor aún es que muchos de nuestros ciudadanos más vulnerables (los de edad avanzada) asumirán que la prueba que utilizan es precisa, ajustarán su dosis de insulina, y sin saberlo, podrían ponerse en riesgo de hipoglucemia, hospitalización e incluso la muerte.

Entiendo y aplaudo la motivación de Medicare para reducir los costos y limitar el fraude y el abuso. Pero no cuando existe un peligro claro que no sólo afecta la salud, sino que probablemente terminará causando un aumento en los costos, cuando estos sistemas imprecisos de monitoreo lleven a mayor número de visitas al consultorio médico, hospitalizaciones por hipoglucemia severa o mayores complicaciones de salud por hiperglucemia durante periodos de tiempo prolongados.

¿Por qué nos debemos preocupar por este programa de licitación de Medicare?

Compañías farmacéuticas en los Estados Unidos están siendo obligadas a despedir trabajadores y reducir la producción de estos productos con gran posibilidad de descontinuar con la producción. Otra alternativa para estas compañías es bajar sus precios para poder competir en este programa de oferta competitiva. Esto provocaría una reducción o un abandono en el desarrollo de nuevos productos, innovación, servicio al cliente, programas educativos, y muy importante, la precisión de estas tirillas.

Si Medicare tiene éxito con este programa de oferta competitiva, poniendo más interés en la reducción de sus costos y menos en la salud de sus beneficiarios, posiblemente Medicaid y las compañías aseguradoras harán lo mismo y tendremos menos posibilidades de elección de los glucómetros y tiras, y más dificultad de conseguir una cobertura para las mejores marcas. Este programa de oferta competitiva es peligroso para cualquier persona que vive con diabetes, no importa cuál sea su edad. No podemos permitir que esto continúe y juntos debemos y podemos detenerlo.

Si eres residente en Estados Unidos o Puerto Rico, te pido que escribas una carta al FDA para mantener las tirillas, poco confiables, fuera del mercado. Eso es todo lo que se necesita en estos momentos, así de sencillo. Tan pronto como leas esto, visita StripSafely.com y utiliza uno de los ejemplos de cartas que ya se han sido creado. La salud de muchas personas, puede verse afectada.

SS-LOGO-STACK-TIGHT