Salud mental y los adolescentes

La adolescencia tampoco es una época fácil para los padres de familia. A medida que los niños atraviesan las tantas transiciones turbulentas de la adolescencia (físicas, emocionales, hormonales, sexuales, sociales, intelectuales), la presión y los problemas que enfrentan pueden ser abrumadores. Para muchos adolescentes, estas y otras presiones pueden conllevar un problema de salud mental o más de una gran variedad de trastornos de la salud mental; todos son temas de preocupación y algunos hasta representan un peligro para la vida.

Algunos consejos claves  para los padres de familia se enumeran a continuación:

Comunicación constante, abierta y honesta

Sus hijos no sólo deben saber que pueden hablarle sobre cualquier tema, sino que usted debe comprometerse a abordar temas de inquietud abiertamente. Hable acerca de sus propias experiencias y temores cuando usted era adolescente. Hágales saber que no están solos y que sus ansiedades no son únicas.

Los trastornos de la salud mental pueden tratarse

Obtenga información acerca de los trastornos de la salud mental más comunes entre los adolescentes; hable con el pediatra de su hijo, el departamento local de salud, con su líder religioso y representantes de la escuela de su hijo acerca de la clase de información que ellos tienen disponible.

Esté atento a la conducta de su hijo adolescente

La adolescencia es, en efecto, un tiempo de transición y cambio, pero los cambios de conducta serios, dramáticos o abruptos pueden ser indicadores de problemas de salud mental graves.

“Señales de alerta” de problemas de salud mental a las que deben estar atentos los padres:

•Dormir excesivamente, mucho más que por el cansancio usual, que puede indicar depresión o abuso de sustancias; dificultad para dormir, insomnio y otros trastornos del sueño

•Pérdida de autoestima

•Abandono o pérdida de interés en los pasatiempos favoritos

•Bajo e inesperado cambio en el rendimiento académico

•Pérdida de peso y apetito, que puede indicar un trastorno alimentario

•Cambios bruscos de personalidad, como agresividad y exceso de enojo que no sean parte del carácter y podrían indicar problemas psicológicos, de fármacos o sexuales.

Algunos de los problemas de salud mental clave de los que tiene que estar atento son:

Depresión

Mientras todos estamos expuestos a la “tristeza”, la depresión clínica es una condición médica grave que requiere tratamiento inmediato. Observe:

•Cambios en los patrones de sueño

•Llanto inesperado o mal humor excesivo

•Hábitos alimentarios que ocasionen que baje o suba de peso notablemente

•Expresiones de desesperanza o inutilidad

•Paranoia y exceso de aislamiento

•Auto mutilación o hablar sobre hacerse daño a sí mismo

•Preocupación obsesiva por la imagen física

•Aislamiento excesivo

•Abandono de amigos y grupos sociales

Trastornos alimentarios

La preocupación por la apariencia física puede convertirse en obsesión, lo que ocasiona una sorprendente baja de peso que afecta gravemente la salud del adolescente:

Anorexia: evitar los alimentos y los cambios notables en hábitos alimentarios puede desencadenar preocupaciones.

Bulimia: purgar (provocar vómitos) después de alimentarse; esté alerta tanto por una baja dramática de peso sin cambio en los hábitos alimentarios (que también puede indicar otros problemas de salud que requieren atención médica); así como por ir corriendo al baño u otro lugar privado después de una comida.

Diabulimia: trastorno alimentario en el que personas con diabetes tipo 1 dejan de administrarse sus dosis de insulina con el objetivo de perder peso de forma rápida; ya que el cuerpo utiliza la grasa como fuente de energía. Esto es sumamente peligroso, pues al no haber insulina presente en el organismo los niveles glucosa pueden subir mucho y provocar complicaciones como cetoacidosis.

Abuso de fármacos

Además de la presión de grupo, los problemas de salud mental pueden llevar a los adolescentes no sólo a experimentar con el alcohol y drogas, sino también con sustancias de “auto medicación”. Además de estar consciente de las señales de la conducta y físicas de abuso de alcohol y drogas; accesorios o evidencia de drogas y alcohol, resacas, dificultades de dicción, etc., los padres de familia también deben:

•Estar alertas al mal uso o abuso de medicamentos con receta médica: El uso o abuso de medicamentos con receta médica por los adolescentes está en segundo lugar, después del mal uso de mariguana y alcohol. Los medicamentos con receta médica de los que más se abusa incluyen Vicodin y Xanax.

•Tome en cuenta que también se puede abusar de los medicamentos de venta libre: los adolescentes frecuentemente abusan de medicamentos de venta libre para la tos y los resfriados.

Las inquietudes acerca de la salud mental de su hijo adolescente debe abordarlas primero con su hijo; fomentar la comunicación abierta es la vía para que los adolescentes tengan hábitos de salud mental sanos.

Fuente: Healthy Children