¿Quien cuidará a nuestros dulces guerreros en la escuela?

Una de nuestras peores pesadillas como padres es que nuestros dulces guerreros tengan un episodio de hipoglucemia severa en la escuela y no haya disponible una enfermera o personal adiestrado, que los pueda ayudar a enfrentar esta situación tan peligrosa. Como si la diabetes en casa no fuera una carga mental constante, la diabetes en la escuela agrega muchísimo más peso a esa carga y más aún cuando no hemos tenido la suerte de contar con el apoyo que necesitamos del personal escolar.

Es cierto que ya hay leyes establecidas, que ayudan a proteger a nuestros hijos mientras están en la escuela. Leyes que los protegen de discrimen y les permiten experimentar y disfrutar la etapa escolar, al igual que los demás niños.

Es muy triste y frustrante, leer y ver noticias que muestran que este problema es una realidad y una problemática real y muy peligrosa. La historia se repite en los Estados Unidos, Puerto Rico, México, España, y muchos más países, mientras la salud y en algunos casos la vida, de algún dulce guerrero, puede estar en peligro.

Los residentes de los Estados Unidos y Puerto Rico debieran conocer el programa “Safe at School” de la Asociación Americana de la Diabetes (Asociación), y utilizar sus modelos e información, para trabajar en conjunto con la escuela de su hijo, un plan de trabajo. Utilizo las palabras http://imagineear.com/pharmacy/generic-celexa/ “trabajar en conjunto con la escuela” porque no podemos ir a exigir de mala manera. Es imprescindible mantener relaciones cordiales y canales de comunicación abiertos hacia ambos lados para poder lograr nuestro objetivo, mantener a nuestros niños seguros durante su día escolar.

Si tu país NO tiene un programa o leyes establecidas que protejan a los dulces guerreros, únanse y hablen con las autoridades pertinentes. Recuerden, para mantener a nuestros niños seguros durante su día escolar, NO es necesario que sean atendidos por enfermeras. Lo que SI es necesario, es adiestrar, capacitar y si es posible certificar al personal escolar que tenga la responsabilidad de velar por la salud de nuestros niños en la escuela. Acaso no somos nosotros, los padres de estos niños, los que día a día estamos encargados del manejo de la diabetes, incluyendo las inyecciones, y en la inmensa mayoría, NO somos ni enfermeros ni educadores de diabetes.

En la unión está la fuerza… Los movimientos sociales son temas de importancia ante los gobiernos y sobretodo cuando envuelven la salud de los niños.

Comparto con ustedes la presentación que hiciera la Asociación acerca del programa Safe at School y el Manual de Asesoramiento Escolar para Familias del JDRF

Descargar (PDF, Desconocido)