Qué aprendí ayer, Día Mundial de la Diabetes?

Ayer vivimos nuestro sexto Día Mundial de la Diabetes… ¿que aprendí del día de ayer?

Que hay muchas personas dispuestas a ayudar.

A todos los blogueros (conocidos y los que aun no conozco personalmente), amigos y nuestros lectores que fielmente comparten nuestros escritos… MUCHAS GRACIAS!

Que la comunidad educada en diabetes entiende que sí debemos celebrar que esta condición ya no representa la pérdida de una vida.

Recibí este comentario muy triste, que me demuestra que HAY que continuar educando:

“No hay razón ninguna para celebrar que yo tenga diabetes, estoy harto de las inyecciones. Es lo peor que nos puede pasar.”

Yo no celebro que Jaime tenga DT1, yo celebro que está vivo, que tiene un futuro por delante y que aunque el camino sea pedregoso lo caminaremos con paso firme. A este dulce guerrero le digo que no se rinda, que se eduque y logrará controlar sus niveles de glucosa y retomará el control de su vida. En realidad lo peor que puede pasarle a alguien es perder la vida y eso es lo que TENEMOS que prevenir. Hoy día, no hay razón para que NADIE muera debido a las complicaciones de la diabetes, tristemente estas pérdidas de vida siguen ocurriendo y por eso trabajamos.

Que mi dulce guerrero es un chico excepcional y está creciendo educado y entiende la importancia de ayudar a otros.

Que no solo durante el mes de noviembre tenemos que crear conciencia, TODOS los días del año son una oportunidad de hacerlo.

Que la vida me ha regalado un nuevo grupo de amigas, que aunque no nos conozcamos personalmente, siempre nos damos apoyo y ánimo. A ustedes mamás guerreras que nos enviaron sus cariños a través de mensajes, un abrazo.

Aquí en Jaime, mi dulce guerrero seguiremos fortalecidos y con mucho ánimo, día tras día llevándoles información y compartiendo nuestras aventuras en esta agridulce vida con la Tía Bety.