Preparándolos para su futuro profesional… con diabetes tipo 1

Este semestre escolar Jaime tomó una clase llamada Investigación de Carreras, donde los estudiantes van aprendiendo acerca de que tipo de profesión quisieran estudiar. Para esto contestan unos cuestionarios, y las respuestas van dando una idea del tipo de empleo que más va acorde con su personalidad, inclinaciones y gustos. El sólo hecho de que Jaime haya tomado esa clase, me indica que muy a pesar de mis esfuerzos por mantenerlo como mi bebé, no hay manera de detener al Señor Tiempo. 

Más sin embargo, durante varias pláticas, con otros miembros de la comunidad de diabetes en línea, acerca de los altos costos del manejo de diabetes tipo 1, me detuve a pensar y analizar lo siguiente. ¿Cuándo debemos comenzar a nuestros dulces guerreros acerca de sus planes para el futuro? Aún ya terminada su clase de Investigación de Carreras, si le pregunto a Jaime ahora mismo acerca de sus planes para el futuro, seguramente me dirá que quiere jugar béisbol y no tendría mucha idea de lo que quiere estudiar en el futuro. Pero como mamá, necesito explicarle y que entienda, que es importante y necesario que logre una buena educación para obtener un empleo que le provea un plan de salud que lo ayude a costear su condición de salud.  

Quién sabe y a lo mejor alcanza su sueño de jugar béisbol profesional, pero ¿cuál es el plan B o cuál será el plan para cuando su carrera de atleta termine? Les confieso que me dio mucha ansiedad, pues no sólo tengo que enseñarle a como cuidarse, ser responsable y tomar las decisiones correctas en el manejo de su diabetes, sino que tengo que educarlo a analizar este tipo de cosas tan complejas. 

Me impactó mucho el siguiente comentario compartido por otra mamá guerrera; “¿Cómo miro a mi hijo a los ojos, quien sueña y desea estudiar artes, y le digo que esa opción no es viable y puede poner en riesgo su vida, por falta de un empleo que le provea un buen plan de salud?” 

Me chocó enormemente su comentario y es algo en lo que nunca había pensado… pero es muy cierto. En algún momento a nuestros hijos les tocará tomar decisiones muy radicales y muchas de ellas se tomarán pensando en su diabetes tipo 1. Cuántos tendrán que escoger alguna carrera que no los satisface o apasiona, pero le brinda una mejor estabilidad financiera y seguridad, en términos de un plan de salud.

Vivir con diabetes tipo 1 implica muchas decisiones y algunas de ellas, impactarán la vida de nuestros hijos pars siempre. Otra cosita más que añadir a nuestra lista de responsabilidades y preocupaciones… 🙁