Preguntas y Respuestas- 1 de febrero, 2013

Aquí dos preguntas muy interesantes que recibimos esta semana. Recuerda los escritos de Preguntas y Respuestas están creados para aclarar dudas o compartir experiencias.

FAQ

Saludos dulces familias. Las preguntas de hoy son muy interesantes pues nos presentan las dudas que surgen ante los cambios en el tratamiento de los dulces guerreros. Recuerda, puedes hacernos llegar tu pregunta a través del correo electrónico mila@jaime-dulceguerrero.com.

Preguntas y Respuestas

El pasado martes tuvimos la última visita al endocrino, hacen 15 meses que mi hija fue diagnosticada y hasta ahora utiliza NPH y Humalog. La próxima semana tenemos visita nuevamente pues el médico quiere cambiar el tratamiento a Lantus y Humalog. Nos dijeron que tenemos que tomar unos cursos de conteo de hidratos de carbono antes de comenzar el nuevo tratamiento. Esto me alegra pues tengo entendido que el control es mejor con estas insulinas y a la vez me apena mucho que en lugar de 3 inyecciones diarias, ahora serán mínimo 4.  No quiero que mi hija me reclame por este nuevo tratamiento; ¿qué piensas, ¿qué tu harías?

Comienzo por decirte que no debes sentirte culpable de nada, estas buscando el mejor tratamiento para tu dulce guerrera y así mantenerla saludable y libre de complicaciones. Para poder entender que es la terapia bolo-basal, primero tenemos que conocer como nuestros cuerpos utilizan la insulina que producimos. El páncreas segrega insulina para ayudar a mover la glucosa del torrente sanguíneo hacia las células, para ser utilizadas como fuente de energía. Las células necesitan energía en todo momento, por esta razón nuestro cuerpo continuamente necesita un suministro de glucosa y suficiente insulina para enviar esta glucosa hacia las células.

Existen dos fuentes principales de glucosa que nos proveen la cantidad necesaria las 24 horas del día; los hidratos de carbono provenientes de las comidas y la glucosa producida por el hígado. Para mover la glucosa hacia las células, se necesita la presencia de insulina las 24 horas del día. El páncreas de una persona que vive sin diabetes segrega continuamente pequeñas cantidades de insulina para regular la glucosa que el hígado produce, principalmente cuando no estamos ingiriendo alimentos y durante la noche. A esto le llamamos insulina basal. Después de una comida el páncreas segrega una cantidad mayor de insulina, que se conoce como bolo, para hacer frente a la sobrecarga de glucosa proveniente de la comida. La terapia bolo-basal trata de imitar el funcionamiento del páncreas de una persona que vive sin diabetes.

Cuando Jaime fue diagnosticado el tratamiento recomendado por su endocrino fue Lantus (insulina basal) y Novolog (insulina de bolo con acción rápida, parecida a Humalog) con un mínimo de 4 inyecciones diarias. Para esta terapia bolo-basal tuvimos que aprender a realizar el conteo de hidratos de carbono. Este conteo es necesario, ya que la insulina que se va a inyectar tiene que cubrir la ingesta de hidratos de carbono, imitando lo que hace el páncreas de una persona que vive sin diabetes. El conteo de hidratos de carbono es importante conocerlo y entenderlo lo mejor posible; esta será la base para determinar la dosificación de insulina de acción rápida en cada comida. Es muy probable que durante el curso te entreguen un listado de alimentos típicos de tu país con la cantidad de hidratos de carbono, esto es una gran guía cuando estamos comenzando a hacer el conteo. También te recomiendo que hagas una lista de los alimentos más consumidos por tu hija y las cantidades, puedes crear tu propio listado de alimentos; así mismo puedes hacer con los restaurantes que visitan. En un principio será tedioso, pero conocerás cada medida y en ocasiones con solo mirar el plato y reconocer los hidratos de carbono, podrás hacer el conteo.

Como mencionas, el principal inconveniente de la terapia bolo-basal es que los niños necesitan múltiples pinchazos durante el día (un mínimo de 4). Pero las ventajas son muchas, desde mejoría del control metabólico por ser un tratamiento más fisiológico, hasta una mayor flexibilidad horaria que suele conllevar a una mejor calidad de vida. Esta flexibilidad no es posible utilizando NPH. La terapia bolo-basal se ajusta a tu estilo de vida y a tus horarios de las comidas. Ahora tu hija no tendrá que comer a horas establecidas por la NPH, podrá comer cuando ustedes así lo deseen. Tampoco tendrá que comer las mismas cantidades siempre. Si come más, se le administra más insulina, y si desea menor cantidad de comida, se le administra menos insulina.

Posiblemente tu hija resienta las inyecciones extras los primeros días, pero poco ira acostumbrándose y entendiendo que es lo más conveniente. La terapia bolo-basal es mucho más certera y por ende tiene mejores resultados.

Mucha suerte y ánimo siempre.

Saludos dulce mami guerrera! Admiro tu tenacidad y las ganas que le echas a esta condición. Te escribo desde México y mi niño de 9 años fue diagnosticado con DM1 en abril del 2010. Tenemos la bendición de que hemos podido llevar al niño a Texas, allí hemos encontrado un excelente medico y su equipo de trabajo es excelente. Para no aburrirte con una larga historia, su diagnostico fue muy fuerte, pues mi esposo y yo estábamos de viaje cuando sucedió, habíamos dejado a los niños con mi mama y no pudo reconocer los síntomas de diabetes a tiempo. No fue hasta que el niño sufrió un desmayo y estuvo en coma con cetoacidosis diabética. Imagina lo horrible que fue el viaje de regreso! Bueno una vez salió de cuidados intensivos, comenzamos la educación de diabetes en el hospital, las insulinas que nos dieron fueron la NPH y Humalog. Los primero 2 meses fueron horribles, es ahí que mi esposo decide buscar una segunda opinión en Texas; fue lo mejor que hicimos. En la primera visita el médico nos dijo que había que cambiar las insulinas, afortunadamente mi esposo estaba trabajando un proyecto en esa ciudad y pudimos quedarnos; las educadoras en diabetes y nutriólogas nos educaron en el conteo de carbohidratos y una vez nos sentimos seguros, cambiamos a Lantus y Humalog. 

Al principio me pesaba inyectarlo más veces, pero cuando vi la mejoría en los niveles de glucosa, me sentí tan feliz y aliviada. El próximo mes comenzamos a utilizar la bomba de insulina y quería comentarte algo que me sucedió. Al hablarlo con algunos padres de un pequeño grupo de apoyo al que asistimos en nuestro pueblo las reacciones han sido muy negativas. Me han dicho que la bomba es la ultima alternativa para las personas que están muy descontroladas, me dicen que es muy peligrosa, que es costosa, que el niño es muy pequeño, etc. Le he explicado a mi niño que todo lo que han dicho es incorrecto, pero el dice que no quiere usar la bomba. ¿Como fue la adaptación de Jaime? Disculpa la larga historia, hacen semanas estoy por escribirte y quería que conocieras un poco de nuestra experiencia con la Tía.

¡Wow! Me imagino la desesperación de ustedes al saber que el chico estaba tan malito en el hospital. Muchas gracias por tus palabras y por tus preguntas. Los felicito por buscar otras alternativas para el tratamiento de tu dulce guerrero y gracias por compartir tu historia con nosotros.

La bomba de insulina es una excelente herramienta para el manejo y control de la diabetes tipo 1 que nos brindo una mejor calidad de vida. Es falso que solo se recomienda cuando el paciente tiene glucosas descontroladas. La bomba de insulina NO es la solución a las glucosas descontroladas, el usarla requiere educación, organización y conlleva un grado de responsabilidad muy alto. La bomba de insulina se hace peligrosa cuando no se hacen los monitoreos correspondientes, el conteo de carbohidratos correcto o cuando el paciente o la familia no se han educado acerca del uso y sus precauciones.

Jaime se adaptó muy rápido a la bomba de insulina, te diré que a mi me costó más que a el; las primeras semanas pueden ser un poco fuertes, pero todo cae en su lugar. Explícale que los comentarios que han escuchado no son ciertos, puedes mostrarle fotos de otros niños que utilicen la bomba y sobretodo recuérdale que el NO es el responsable por el manejo de la bomba. Papá y mamá estarán siempre muy al pendientes y juntos lo lograrán.

Mucha suerte!!!

Queridos Lectores:

Espero mis respuestas les hayan sido de ayuda, recuerden yo no soy doctora, soy una mamá que al igual que ustedes esta día tras día haciendo lo mejor posible por mantener a Jaime, mi dulce guerrero, saludable y su diabetes tipo 1 estable. Mis consejos son el resultado de experiencias personales a través de estos 6 años, de ninguna manera estoy recomendando cambios específicos en el tratamiento médico de tu niño. ¡Hasta la próxima semana!

Les deseo un lindo fin de semana y ¡“HAPPY NUMBERS”!