¿Por qué asistir a Friends for Life?

20130712-012424.jpg

¿Por qué asistir a Friends for Life (FFL) si la diabetes de mi hijo está bien controlada, estamos bastante educados acerca del tema y Jaime es un chico feliz? Porque no hemos encontrado otro lugar donde Jaime se sienta tan especial, tan aceptado y sobretodo tan NORMAL entre tantos niños. Además, Friends for Life es un lugar donde siempre aprendemos cosas nuevas para aplicar a nuestro diario vivir con la Tía Bety.

En FFL respiras esperanza, hermandad y la más grande las empatías entre todos los presentes. La persona que está sentada a tu lado o con la cual cruzas una sonrisa o un buenos días, también vivió la dura noticia del diagnóstico de su hijo. Esa persona conoce exactamente lo que sentimos a diario, buscando mejorar el manejo de la diabetes tipo 1, conoce el significado de los días difíciles, las frustraciones y los pequeños logros que vamos alcanzando en el manejo de la diabetes. Conozcas o no a esa persona, tenemos un lazo muy fuerte que nos une, un lazo que cada año nos permite vivir esta increíble experiencia.

Como mamá, en FFL me siento acompañada, pero ¿cómo se sienten los chicos? Esos chicos que identificas muy fácilmente por la famosa pulsera verde que llevan en sus brazo, los ves sonriendo, jugando, conociéndose, creando nuevas amistades, hablando de su diabetes y de otros temas que no son diabetes. Lo más impactante para mi son las constantes carcajadas y alborotos de estos niños, que sólo demuestran felicidad.

Para muchas familias asistir a Friends for Life, significa un sacrificio económico muy grande, pero como dicen las promociones de una tarjeta de crédito… “Ver a tu hijo feliz, que se sienta entendido y aprendiendo más acerca de su vida con diabetes… NO tiene precio”

Un papá me decía; “Aquí somos nosotros los diferentes, este es su mundo. Estos cuatro días son dedicados a ellos”. Es muy difícil de plasmar lo que aquí se vive, hay que estar en ese inmenso salón de conferencias y mirar a tu alrededor; es un torbellino de sentimientos que te harán llorar, te harán reír y te harán sentir agradecido por la oportunidad de compartir estas experiencias con todas estas familias.

20130712-012151.jpg