Por eso tiene diabetes tipo 1

Esta es la imagen que muchas personas tienen en su mente cuando les dices; “mi hijo tiene diabetes tipo 1”. Es un momento incómodo donde sientes que te miran con la mayor confusión o te comentan acerca de la cantidad de dulces que debió haber comido tu hijo para ahora tener diabetes. Luego miran a tu hijo y dicen: “Ay pobrecito, tan chiquito”.

¿Han pasado por una experiencia similar?

Es justo en ese momento donde TENEMOS que explicar oooootra vez, con toda nuestra paciencia, calma y la mejor cara, lo siguiente.

La diabetes tipo 1 NO es causada por la alimentación, sedentarismo, sustos o por contagio.

La diabetes tipo 1 es una condición auto-inmune que hasta hoy día no sabemos a ciencia cierta que la provoca. Algunas teorías son los factores hereditarios o ambientales, el tipo de alimentación que le damos al niño a temprana edad, las vacunas o un virus. O sea, NO hicimos nada para que nuestros niños desarrollen esta condición.

La diabetes tipo 1 hasta ahora NO tiene cura.

 La insulina NO es la cura, es el tratamiento y la UNICA manera de que nuestros hijos crezcan saludables. Y de paso… la insulina NO es una droga, NO causa adicción; es la hormona responsable de metabolizar la glucosa para que el cuerpo la utilice como fuente de energía.

Si vives con diabetes tipo 1, tienes que llevar una dieta muy estricta. 

No es cierto que la “dieta” o el plan de alimentación de una persona con diabetes tipo 1 tiene que ser muy estricta. Nuestros chicos deben tener una alimentación SALUDABLE y balanceada, al igual que todos nosotros. Es importante tratar de escoger y comer los alimentos más nutritivos y con mejor calidad.

Siempre y cuando uses insulina puedes comer todo lo que quieras y cuanto quieras.

El utilizar insulina para cubrir de manera adecuada la ingesta de carbohidratos no significa que podemos hacer todos los desarreglos que queramos en nuestra alimentación. Debemos comer las cantidades apropiadas para nuestra edad y actividad física. Si comemos más cantidad de lo que gastamos en nuestras actividades diarias, habrá un aumento de peso y con el paso del tiempo, traerá otros problemas de salud que pueden hacer más complicado el manejo de la diabetes.

Un niño con diabetes es un niño enfermo. 

FALSO!!!!!! Un niño con diabetes tipo 1 solamente tiene una limitación, su cuerpo no produce insulina y por eso es necesario suplirla a través de inyecciones o bombas de insulina.

La expectativa de vida de un niño con diabetes tipo 1 es muy corta.

Esto puede ser cierto cuando no hay acceso a la insulina o simplemente el manejo de la diabetes es muy pobre. Pero con todos los avances en las insulinas y la tecnología, nuestros hijos pueden vivir una vida plena, productiva y saludable.

Y no podemos dejar pasar el comentario; “Pero mi mamá tiene diabetes y sólo se hace la prueba de azúcar una o dos veces en semana. ¿Por qué lo pinchas tan a menudo?”

La diabetes tipo 2 de tu mamá, aunque tiene el mismo nombre, NO es igual ni se maneja de la misma manera que la diabetes tipo 1. Es importante y necesario medir el nivel de glucosa en sangre para conocer si el tratamiento está trabajando de manera correcta y poder corregir posibles hipoglucemias o hiperglucemias. La insulina es uno de los medicamentos más peligrosos que hay en el mercado y una dosis incorrecta puede ser fatal.

 Aprendamos a ser políticos, aprendamos a ser “advocates” de nuestros niños y educar de manera correcta a los demás. Comparte este escrito con tus amigos, familiares y todo aquel que tenga acceso a el. Sólo así las personas entenderán mejor la diabetes de nuestros hijos.