Once cosas que hemos aprendido en estos 11 años

Hoy, al mirar atrás, les confieso que se me hace increíble todo el camino que ya hemos recorrido desde el diagnóstico de diabetes tipo 1 de mi dulce guerrero. Con sus altas y bajas, alegrías y corajes, hemos podido crecer, evolucionar y sobretodo, hemos aprendido a ver la diabetes tipo 1 como nuestra compañera de vida, y no como nuestra enemiga. Hoy celebramos y recordamos aquel 2 de junio del 2006, cuando nuestras vidas cambiaron en un abrir y cerrar de ojo.

Con muchas experiencias en nuestra mochila y muchas más las emociones vividas, compartimos con ustedes 11 cosas que hemos aprendido durante los pasados 11 años:

  1. La diabetes tipo 1 es impredecible, pero hay MUCHO que podemos hacer para influir o manejar los niveles de glucosa.
  2. No podemos manejar la diabetes tipo 1 asumiendo que es “normal” vivir en un eterno sube y baja de glucosa. Cuesta trabajo, pero se puede lograr mantener el nivel de glucosa en rango la mayor cantidad de tiempo, resultando en una menor variabilidad glucémica.
  3. La diabetes tipo 1 NO ha detenido a Jaime. El ha podido hacer TODO lo que ha querido y ha logrado sobresalir en sus actividades deportivas y escolares.
  4. La comunidad de diabetes nos ha regalado grandes amigos; esos que se convierten en familia.
  5. Una simple palabra de ánimo durante uno de esos días grises en el manejo de la diabetes tipo 1, puede cambiar la vida.
  6. Las mediciones de glucosa son nuestras aliadas, nos brindan mucha información, pero NO son razones para juzgar o ser juzgados.
  7. El monitor continuo de glucosa nos cambió la vida. Somos atrevidos y agresivos en el manejo de la diabetes, lo que nos ha ayudado a lograr un manejo increíblemente bueno.
  8. Falta mucho trabajo por hacer en términos de educación, comenzando con más compromiso y apoyo por parte de nuestros gobiernos. Ayúdanos a educar!
  9. Es tarea de TODOS, ser activistas o advocates de la diabetes. En mayor o menor escala tenemos que aprender a “pelear” por mejores tratamientos, mayor acceso, etc.
  10. Nos falta UNIDAD! Tenemos que trabajar JUNTOS y hablar con 1 sola voz, dejando a un lado los egos de las organizaciones y personas. Hace falta unirnos y establecer un plan para que todos trabajemos por el mismo objetivo.
  11. Como padres, es nuestra responsabilidad aprender lo MAS posible acerca de la diabetes de nuestros hijos; no lo dejes en manos de nadie.

Hoy celebramos que luego de 11 años viviendo con diabetes tipo 1, Jaime es un niño saludable, alegre y muy activo, al igual que sus dos hermanos mayores.

A todas esas personas que durante estos 11 años nos han brindado su apoyo, conocimientos, consejos, amistad, y han confiado en nuestros proyectos, GRACIAS!

Nos queda mucho por hacer, esto sólo está comenzando.