Noticia de diabetes: Investigaciones reportan los beneficios del uso de monitores continuos de glucosa

Leer este tipo de noticias me hace cuestionarme por qué tantas aseguradoras de salud aún se niegan a cubrir esta tecnología. Si lo que ellos (la aseguradora) busca es reducir gastos; por ejemplo en prevención de hipoglucemia severa que cuesta cerca de $30k por visita al hospital.  La explicación de que este dispositivo médico es un lujo para quienes viven con diabetes tipo 1 es una respuesta que demuestra falta de educación diabetológica.

Aquí la nota:

Un monitor continuo de la glucosa (MCG) ayuda a las personas con diabetes tipo 1 que necesitan inyecciones de insulina a diario a gestionar sus niveles de azúcar en la sangre de forma segura, sugieren dos nuevos estudios.

El dispositivo, también conocido como MCG, mide y reporta de forma constante los niveles de azúcar en la sangre de una persona. Lo hace a través de un delgado cable sensor que se inserta debajo de la piel, un transmisor que se usa encima de la piel, y un receptor (o smartphone) que recoge la información.

“Existen pocas opciones de tratamiento en el campo de la diabetes tipo 1. El MCG es una opción de tratamiento que [las personas] deben probar si tienen la opción”, dijo Marcus Lind, investigador líder de uno de los estudios y médico jefe de diabetología en el Hospital de Uddevalla, en Suecia.

El usar insulina es un difícil acto de malabarismo: demasiada o demasiada poca puede provocar problemas, incluso problemas potencialmente letales.

Aaron Kowalski, vicepresidente de investigación en la JDRF, anotó que “la insulina es un medicamento peligroso pero necesario para las personas con diabetes tipo 1. Esos estudios ofrecen respaldo adicional para los CGM, que cada vez mejoran más. No hay duda de que alguien que necesita insulina se beneficia de esos dispositivos”.

Cuando los niveles de azúcar en la sangre se salen del rango (demasiado altos o demasiado bajos), el receptor de un CGM envía una alarma, alertando a la persona con diabetes (o a uno de los padres de un bebé o un niño con diabetes) del problema.

Eso es importante porque cuando los niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado, las personas con diabetes pueden desorientarse, y si bajan incluso más, podrían desmayarse. Los niveles de azúcar en la sangre que son demasiado altos y que se dejan sin tratar a lo largo del tiempo pueden provocar complicaciones como problemas renales, problemas oculares y enfermedad cardíaca.

Fuente: Medline