No importa la distancia, el apoyo es recíproco

Si algo me gusta de las redes sociales es que el Mundo se hace pequeñito, las noticias no tardan en darle la vuelta al globo y nos da la oportunidad de poder conocer a muchas personas de países muy distantes al nuestro. Hace un tiempo vengo siguiendo, a través de Facebook, a la Asociación de Diabetes en Niños y Adolescentes o ADINOS en Perú. Me identifiqué mucho con el hecho de que fue una madre, Gina Bazán la que decidió crear esta Asociación ante el diagnóstico de su hijo menor Diego, a la edad de 9 años.

Hoy día Diego tiene 21 años y trabaja muy de cerca con los niños y jóvenes que llegan a la Asociación. Tanto Gina como yo compartimos la misma filosofía, tenemos que educar y apoyar a las familias con diabetes tipo 1 y también a la población general.

No importa la distancia, nuestra meta es la misma; queremos un futuro saludable para nuestros dulces guerreros.