Muchos estilos, un mismo propósito

Mientras hacía un poco de “research” para el tema de hoy, me entretuve leyendo los blogs de diabetes de algunas personas, que aunque no los conozco personalmente, puedo llamar amigos o compañeros de viaje. Todos tienen estilos de escribir diferentes, tonos diferentes y una sola meta, compartir con todos su historia. Compartir sus luchas, alegrías, temores a través de sus experiencias con la condición. Todos tenemos el mismo sueño, que pronto encuentren la cura a esta condición tan impredecible y nos veamos obligados a cambiar el tema de nuestros blogs o tal vez seamos historiadores de una época en donde la diabetes tipo 1 existía.

Hay quien escribe de manera muy cruda y nos deja saber sus sentimientos hacia la condición. Sentimientos que estoy segura todos llevamos por dentro y no nos atrevemos a dejarlos salir. Nunca he dicho “Odio la diabetes”, aunque no signifique que en algún momento haya pasado por mi mente ese pensamiento. Pero al igual que mi amigo Scott, sigo día a día tomando el control de la condición y no me dejo vencer. No me gusta ni utilizo la palabra odia, es muy dura y es la causante de muchos sufrimientos. Pero si puedo decir, “Desearía que la diabetes NO existiera”, ni la tipo 1, ni la tipo 2, ninguna.

Entre tantas otras madres que conozco hay una de Texas, que se distingue por su sinceridad al escribir.  Como ella misma ha dicho, muchos la han criticado; pero mira que me identifico con ella. Ella describe con tanta claridad esas levantadas de madrugada en las que vamos medio sonámbulas a hacer las pruebas de glucosa que no me queda de otra que reírme. Vamos dando tumbos y conocemos a perfección la cantidad de pasos exactos que tenemos que dar hasta llegar a la cama de nuestros chicos. Dentro de sus imágenes tan claramente relatadas me veo retratada una y otra vez, como ella misma dice: “Diabetes is always here, Every day.”

Por último, leí varias entradas del blog de una joven madre que vive con diabetes tipo 1 y nos presenta los retos de la maternidad con diabetes tipo 1 y sus historias y anécdotas. Cuenta desde los enredos de su niña de un año con el cable de la bomba de insulina que utiliza hasta la reseña de nuevos productos. Esta chica es muy activa en las actividades relacionadas a crear conciencia sobre la condición y lo más importante es que ha aprendido a vivir y disfrutar de su vida tal y cual es. La condición de nuestros niños no debe ser impedimento para ellos, siempre que sus glucosas estén controladas tendrán vidas saludable. Ahora es nuestra oportunidad de inculcar en ellos esa educación y responsabilidad.

A través de nuestros blogs buscamos llevar una sonrisa, algunos provocaran lagrimas, contestamos preguntas o  reconfortamos en momentos de necesidad. Somos madres, padres y pacientes que nos mueve la misma pasión, educar y apoyar a nuestra comunidad. Yo no se si en algún momento Jaime decida escribir su propio blog de diabetes y si lo hace quiero que sea uno lleno de esperanza, pero ante todo sincero. Yo escribo desde el punto de vista de mamá y aunque me gusta hablar mucho con el y hacerle preguntas de su condición, me provoca mucha curiosidad que él escribiría.  Nuestros días no son perfectos y al igual que muchos de ustedes también hemos sentido frustración, incertidumbre y coraje. Pero agradezco a Dios que tengo un hijo saludable, que tenemos los medios para brindarle el mejor tratamiento y que nos educaremos lo más posible.

Utiliza los blogs, páginas de Facebook o cualquier otro recurso para mantenerte educado y de paso interactuas con otras familias. Es tanto lo que se aprende de otros pacientes y familias, que en ocasiones benefician mucho más que una consulta profesional. No sientas miedo o vergüenza de hacer preguntas, son parte vital del proceso de aprendizaje.

La vida diaria de las familias con diabetes tipo 1 está llenas de dificultades, decisiones y situaciones que pueden afectar directamente las glucosas del paciente. Ante esto tenemos que aprender a vivir, a disfrutar y mirar el Mundo a través de los ojos de un niño. Busquemos las cosas buenas, esos momentos hermosos atesóralos y disfrútalos; cuando llegue algún momento difícil, enfréntalo y actúa de manera afectiva. Lo más importante AMA, VIVE y SONRIE!

2 thoughts on “Muchos estilos, un mismo propósito

  1. Eric Simpatico

    ola mi nombre es juan luis y tengo diabetes tipo 1, y entiendo todo lo q dices porque tenemos que vivir con una enfermedad q se tiene que tratar de tenerla lo más posible controlada, pero aun así te dan bajadas, subidas, pero se pude hacer una vida tan normal como la de cualquiera; teniendo en cuenta q te tienes q pinchar y ya esta, y por lo demás a vivir la vida.

  2. Mila Ferrer

    Esta condición logra sacar en nosotros un poco de todo alegrías, tristezas, esperanza y frustraciones; pero no podemos dejar de ver y agradecer lo que tenemos. EXITO y cuida mucho tus glucosas.

Comments are closed.