Mi Manzana Favorita

Han pasado alrededor de 7 años desde que mi esposo llegó a casa con una caja blanca con un logo de una manzana. En un principio no me llamó la atención ya que usaba la Hewlett Packard viejita y ya la entendía, pero mientras más la usé, más me fue encantando. Hablo del gran giro que dimos al comenzar a utilizar las computadoras Mac. Que maravilla de computadora, súper amigable, no me preocupo por los virus, no se congela y es súper sencilla de usar. Lo que no sabíamos era que aquel momento fue sólo el comienzo de una era tecnológica fascinante. Lo que comenzó por una iMac hoy día va por 3, 1 Mac Book Pro, 3 iPod, 1 iPad y 3 iPhones. Poco a poco fuimos desechando a Windows y transformándonos en Mac Lovers. Súper MAC LOVERS! La experiencia con los productos, garantías y servicios, painless.

De todos los equipos que hemos comprado en Apple, el único que tuvo problemas fue la Mac Book Pro de Jimmy, el modelo del año en la compró tenía una tarjeta de gráficas que estaba dando problemas, justo antes de que la garantía expirara (al cabo de 3 años) comenzó a dar problemas y la cambiaron. El pasado diciembre la garantía de la laptop expiró, pensábamos que nuestro problema había sido resuelto con el cambio de tarjeta, pero hace alrededor de 2 semanas nuevamente tuvimos el mismo problema con la computadora. En ambas ocasiones la computadora no prendía. Verificamos varias paginas en el Internet y nos dimos cuenta que nuestro modelo de computadora tenía instalada una tarjeta de video con problema y Apple estaba costeando el reemplazo de la tarjeta, aún estando fuera del período de garantía. En Puerto Rico trataron de ayudarnos y no pudieron, Jimmy logra comunicarse con Apple Care (servicio de Apple) y le explica su problema. La persona muy amablemente se ofrece a ayudarlo, coincidía que se acercaba la fecha de nuestro viaje a Miami; como solución nos dicen que vayamos a la tienda de Apple del Dadeland Mall, que las piezas estarían allí esperando y la reparación la harían en la misma tienda. Todo estaba listo! Teníamos un email confirmando todo nombre del gerente y las instrucciones exactas de lo que tenía que ser reparado. Estábamos muy satisfechos con el servicio y la diligencia para buscar la manera de ayudarnos; tan pronto llegáramos a Miami íbamos a llevar la computadora. El miércoles en la mañana volamos a Miami y en la tarde ya estábamos en la tienda. Nos pidieron que dejáramos la computadora para trabajar en ella durante la noche y que estaría lista al próximo día en la mañana. So far, so good!

El jueves al mediodía vamos a buscar la computadora, para nuestra sorpresa la computadora NO estaba reparada. Okay! Y no solo eso, tenían que enviarla no se a donde pues no la podían reparar ahí. Le cambiaron la tarjeta y seguía sin prender. Jimmy pide hablar con el gerente, le explica lo sucedido, le muestra el email que Apple Care había enviado y le dice que vivimos en PR. Nos hace esperar y luego regresa y nos pregunta que de que manera nos podía ayudar. Jimmy le explica que esta era la segunda vez que teníamos el mismo problema, que conocíamos del problema de Apple con este modelo en particular y que necesita su computadora. Al final, Jimmy le dice que ellos sabrán como resolver el problema. Luego de unos minutos el gerente vuelve a donde nosotros y nos dice que tiene dos noticias, la primera era que la computadora no podía estar de vuelta en Miami para la fecha de nuestro regreso a PR y la segunda era que habían autorizado cambiarnos la computadora por una nueva. ¡OMG! Sabrán que inmediatamente aceptamos, pero me llamó mucho la atención un comentario del gerente. El dijo, ” Nosotros (Apple) apoyamos nuestros productos y si es una falla de nuestra parte, haremos lo necesario para resolverlo”.

Apenas antes de ayer todos nos supimos de la muerte del cerebro detrás de todos estos ingeniosos productos tecnológicos. Un visionario que no se rindió y vio sus sueños materializados en el imperio Apple. El Sr. Steve Jobs, es probablemente de los pocos genios que utilizaron sus conocimientos para crear productos que impactaran nuestras vidas. ¡Muy triste por demás, su partida! Gracias a él casi todos tenemos un iSomething, iPod, iPhone, iMac, etc. Su política de servicio al cliente es merecedora de una A+.

Es un hecho que la tecnología cambia constantemente y que cada día los adelantos serán impresionantes, por nuestra parte somos y seguiremos siendo Mac Lovers. El servicio, los productos y la eficiencia del personal los distingue; no hay nada más que buscar. ¡Gracias Steve por compartir tu visión con el Mundo! Lo próximo es que abran una tienda en PR.