Mantén la calma y no pierdas la fe


Dia 9 del Health Activist Writer’s Month Challenge

Crea tu propio cartel. ¿Cómo lo relacionas a tu tema de salud?

¿Cuántas veces nos vemos abrumados por la diabetes tipo 1? En ocasiones parece que tiene mente propia y hace lo que le place, no lo que nosotros queremos. En esos días difíciles nos sentimos impotentes, tan responsables y hasta culpables de no poder controlar la glucosa de nuestros niños.

Para esos días, te regalo este mensaje; toma cada situación y cada día con paciencia, conviértelos en situaciones de aprendizaje y experiencia a tu favor. Toma nota de los alimentos ingeridos ese día, la cantidad de actividad física, estado emocional del niño, en fin estudia ese día con mucho detalle. ¿Qué hiciste para controlar la glucosa? Esta información te resultará muy útil en situaciones futuras y también las utilizarás para explicarle al médico acerca de esas situaciones. 

Mantén la calma y no pierdas la fe, no le demostremos a nuestros dulces guerreros que durante estos días estamos frustrados; ellos nos ven como sus superheroes, somos sus modelos y no queremos que nuestras actitudes afecten su manejo futuro de la condición. Una cosa sí te puedo asegurar, cuando sean ellos los responsables de su cuidado, también tendrán días difíciles, pero queremos que recuerden nuestro valor y actitud ante las situaciones.

¡La fe no se puede perder JAMAS! Es imprescindible para todo en nuestras vidas, poco a poco las cosas irán mejorando. No cambiaran de la noche a la mañana, pero van a cambiar y solo cambiarán si te lo propones. Si hoy tuvimos un mal día, nuestra meta será tener uno mejor mañana. Es básicamente hacer nuestra la frase “Hoy no me daré por vencido”, repítela todos los días, hazla parte de tu filosofía de vida.

Recién he comenzado a leer un libro cuyo mensaje principal es aprender a buscar ese algo mejor todos los días. El libro está escrito por una persona que vive con diabetes tipo 1 y nos presenta como los adelantos en tratamientos y tecnología, aunque no han curado su condición, día tras día mejoran su calidad de vida.

Busquemos siempre mejorar algo en nuestras vidas, mantengamos el deseo de progresar, de educarnos más acerca de la condición de nuestros hijos y verás como poco a poco comenzaremos a entenderla mejor.