Los sonidos de la diabetes 

¿Cuántos de ustedes pueden reconocer los distintos sonidos que escuchamos a diario una y otra vez? El clic del lancetero, el sonido de las tiras en su vial, los beep, ping, bleep, buzz, weeeoooeee y tic tocs de la bomba de insulina o el medidor continuo de glucosa (MCG), son los sonidos de la diabetes tipo 1 que ya son parte de nuestra conversación y que hasta en el subconsciente escuchamos. Es el sonido del vial de tiras cuando lo usamos como maraca durante un momento jocoso, el enfrascarte en una conversación e inconscientemente jugar con el glucómetro así como lo harías con un bolígrafo; la diabetes tipo 1 se convierte en parte de tu familia.

Los que usamos el MCG Dexcom sabemos que cada sonido de las alertas es diferente. Podemos identificar si es de glucosas altas o bajas; si la glucosa va subiendo o bajando muy rápido. Sonidos que escuchamos a millas de distancia y de los que estamos siempre en alerta. Hace un par de días, mientras veíamos un partido de tenis, noté que había un constate beep que me hacia pensar que el Dexcom de Jaime estaba alertándonos; pero el sonido venía del partido de tenis y no del Dexcom. Nuestro subconsciente siempre busca maneras de mantenernos alertas; pues sabemos que esas alarmas nos indican como anda el manejo de la diabetes.

¿Qué me dicen de la alarma del chequeo de madrugada? Esa que en ocasiones ni escuchamos, especialmente durante esos días que el cansancio nos vence. Creo que en ocasiones, la alarma es un sonido con el cual nos acostumbramos a dormir y no la reconocemos.

Son estos pequeños y tal vez insignificantes detalles los que en ocasiones hacen pensar cómo nuestra familia ha logrado adaptarse a la diabetes tipo 1. Son los sonidos, el olor de la insulina, las rutinas y las constantes decisiones, las que hoy por hoy han moldeado nuestro estilo de vida, prioridades y proyectos.

Tu que lees este post, se que entiendes cada palabra aquí compartida, esos beeps que de momento nos paralizan el corazón mientras esperamos el resultado, esos beeps que nos dan tanta información valiosa con la que tomamos decisiones y nos aseguramos de que todo anda bien.

Beep, ping, clic, buzz… pero de todos estos sonidos de la diabetes el más fuerte es el  de nuestra voz dejándole saber a la vida y a nuestros dulces guerreros que la diabetes tipo 1 no nos detendrá.