Lo que no contamos…

Hoy es el segundo día del Diabetes Blog Week 2015, y el tema de hoy es “Keep it yo yourself” o las cosas que no compartes del manejo de la diabetes.

Cuando decidimos comenzar esta bitácora de diabetes, sabíamos que teníamos que establecer unas reglas o límites acerca de la información personal y familiar qué íbamos a compartir (aunque no son muchas las cosas que no compartimos). Algunas cosas que antes no compartíamos hoy se comparten, y otras que compartíamos ya no se comparten. Con el paso del tiempo hacemos ajustes y aprendemos pero entre las cosas que hemos decidido NO compartir están:

Los resultados del A1c de Jaime. Al igual que a las mujeres no se les pregunta cuánto pesan o cuál es su edad, el resultado del A1c lo considero personal, ya que se presta para comparar el manejo de una persona versus otra. Las personas con diabetes tienen situaciones muy personales y particulares, y el resultado del A1c es una indicación de cómo ha ido el tratamiento por los pasados 2-3 meses. Es una información valiosa que nos brinda la oportunidad de confirmar que vamos por buen camino en el manejo de la diabetes o para indicarnos que debemos hacer algunos ajustes a nuestro tratamiento. Aparte, para una persona con diabetes o sus padres, el resultado de esta prueba puede provocar incomodidad, ansiedad y llegar a sentir que los están juzgando o que no son capaces de mantener los niveles de glucosa en rango.

No compartimos los ajustes específicos del manejo de la diabetes del dulce guerrero. Por ejemplo, los basales, factor de corrección, etc. No lo compartimos por la sencilla razón de que el manejo de la diabetes es individualizado y lo que a nosotros nos resulta, puede ser completamente distinto a lo que le trabaje a otros dulces guerreros.

No compartimos nada que el dulce guerrero no quiera, después de todo, él es quien vive con diabetes tipo 1 y debemos respetar su privacidad.

No compartimos la desesperanza que provoca esta condición, evitando llevar mensajes pesimistas, aún en esos momentos donde la Tía Bety no da tregua. Preferimos mantenernos con una actitud positiva y tratamos de ver el vaso mitad lleno en vez de mitad vacío.

No compartimos las noticias infundadas o curas mágicas que de una manera u otra llegan a nuestros correos electrónicos. Comparto el coraje que me da leer tanta bobería!

Como verán no son muchas las cosas del manejo de la diabetes que no compartimos, pero siempre es bueno guardarse una que otra cosita. 🙂