Llegó, llegó, llegó la Navidad…y con ella las fiestas y la comida

Ya se respira el aire de fiesta, vemos arboles de Navidad, las lucecitas ya adornan nuestros hogares y la contagiante música navideña se escucha en todas partes. Al ser parte de una cultura tan fiestera y comelona, ya tenemos excusa para reunirnos en familia y obviamente no podemos dejar los suculentos platos típicos de estas fechas. Una época en la cual las rutinas cambian y todo se altera; lamentablemente también se puede alterar el control de las glucosas de nuestros chicos, vamos de fiesta en fiesta, visitas familiares, etc. Podemos y debemos disfrutar de los sabrosos pasteles, el arroz con gandules y exquisitos postres, PERO sin olvidar como estos pueden afectar las glucosas de los chicos.

Muchas de estas comidas tienen unos altos contenidos de grasa y como es de nuestro conocimiento las grasas demoran más tiempo en ser procesadas por nuestro cuerpo, lo que causa que la glucosa presente unos picos de elevación al cabo de un tiempo de haber recibido el bolo con el que cubrimos la ingesta de alimentos.

Estas comidas con alto contenido de grasa se pueden comer de vez en cuando y sobretodo porque serán los platos más cocinados durante estas fechas, ahora eso significa que los niveles de glucosa en sangre deben ser observados más de cerca. Dichas comidas se descomponen más lentamente que las bajas en grasa. Cuando utilizamos insulina de acción rápida (por ejemplo; Humalog ó Novolog) antes de la comida, el nivel de azúcar en la sangre puede bajar en un periodo de tiempo corto después de comer y horas después causa picos que aumentan el nivel de glucosa en la sangre. Si tu niño utiliza una bomba de insulina tienes como opción extender el bolo, esta es una herramienta que te permite dividir el bolo http://healthsavy.com correspondiente y así previene las glucosas elevadas causadas por las comidas altas en grasas.

Es recomendable comenzar dividiendo la dosis a la mitad, administrando un 50% al momento de la comida y el restante dos horas más tarde. Estas cifras son muy variables, con las experiencias previas te iras dando cuenta si estas son las cantidades apropiadas para tu chico. De igual forma notarás que todos los alimentos afectan la glucosa de forma diferente. Te recomiendo que cuando utilices el bolo extendido hagas anotaciones de las cantidades, en cuanto por ciento fue dividido el bolo y su duración. Esto te proveerá una idea más clara de cuan efectivo o inefectivo esta siendo el bolo extendido. Es importante monitorear de cerca las glucosas, usualmente trato de hacer la prueba de glucosa 2 horas después de la comida; esta medida me da una idea de cuan certero fue el bolo enviado ó si es necesario algún ajuste. Las insulinas de acción rápida se mantienen trabajando por un periodo de 2-4 horas. Una vez que el bolo extendido sea administrado debes hacer la prueba de glucosa en sangre de 1 a 2 horas después de la administración del bolo.

Es importante saber que si los niveles de glucosa están cerca de 70 mg/dL  2 horas después de comer es muy probable que tu chico sufra un episodio de hipoglicemia, recuerda la insulina trabajará por 2 horas más.

Estas épocas festivas son los momentos perfectos para crear lindas memorias en familia, sin embargo no debemos descuidar las glucosas de los chicos. Esta época para los chicos significa la llegada de cosas nuevas, regalos, juguetes, visitas y sobretodo la magia que envuelve las festividades. Disfruten en familia, sin dejar a un lado la salud de nuestros chicos.

2 thoughts on “Llegó, llegó, llegó la Navidad…y con ella las fiestas y la comida

  1. guaynabocitymom

    Mila, excelente como siempre! Muy atinado. Hoy he visto a varios comp de la oficina engullir comida festiva sin moderacion. Hay diabeticos, gente con colesterol alto y otros que viven en una dizque dieta permanente pero parecen estar poseidos ante tanta comida. En la vida, todo con moderacion no hace daño.

Comments are closed.