#LaDiabetesNoEspera Ayudemos a Venezuela YA!

Hace ya poco más de un año comenzamos a escuchar acerca de la falta de insumos para el manejo de diabetes en Venezuela. En aquel momento recibimos insulina y otros insumos de parte de otras familias guerreras, que poco a poco fuimos enviando al hermano país. Pero la cosa no parecía mejorar… Cada vez las noticias eran más alarmantes, protestas, escasez, encarcelamiento y hasta actos de violencia.

Venezuela es un país que he visitado desde pequeña y en el cual tengo seres muy queridos, incluyendo a grandes amigas que la diabetes me ha regalado. Amigas a las que no puedo abandonar en estos momentos de necesidad y desesperanza, algunas amigas que nunca las he podido abrazar personalmente pero que el vínculo que nos une es demasiado fuerte.

Venezuela nos necesita… Lo triste es que no sabemos como ayudarlos, ya que no es tan sencillo como recoger insumos y enviarlos por correo. No comprendemos como se pone en juego la salud física y mental de todo un país, no comprendemos como se violentan a diario los derechos humanos, y no comprendemos como se han tomado decisiones arbitrarias que sólo traen escasez y necesidad a nuestros hermanos venezolanos.

¿Qué podemos hacer? Compartir los carteles que ayer comenzaron a compartirse en las redes sociales con los hashtags:

#sininsumosnosmorimos                                  #ladiabetesnoespera

Debemos llevar una sola voz y un solo mensaje. Como dijo Melissa Cipriani, una querida amiga venezolana; “Me niego a disminuir la calidad de vida de mi hija por falta de insumos. No pido que me los regalen, pero exijo encontrarlos cuando los necesite.”

#Ladiabetesnoespera y sin suplidos las consecuencias pueden ser fatales, por favor ayúdanos a levantar la voz para ser escuchados.

Comparto con ustedes el post que hiciera Melissa en su blog Con extra de azúcar llamado Alcemos nuestras voces 

Generalmente no escribo para quejarme, pero, francamente, la situación en mi país, Venezuela, con la crisis económica y la consecuente escasez de medicamentos e insumos ya es insostenible. Hace un par de días compartí una foto del padre de un niño usuario de bomba (o microinfusora) de insulina. Él estaba indignado, así como yo, y supongo que al igual que todos aquellos pacientes con diabetes tipo 1 que decidieron invertir en calidad de vida para ellos o para sus hijos adquiriendo una infusora de insulina. Resulta que gracias a la burocracia reinante en el país, amén de la desidia de los entes del gobierno, a la empresa que importa los insumos para las bombas de insulina no se le han otorgado las divisas correspondientes para la importación de dichos insumos, motivo por el cual cuando nos comunicamos con esta para hacer el pedido nos informaron que sólo estaban despachando 1 mes de insumos, pues están próximos a agotar sus inventarios y al no haber recibido las divisas correspondientes no pueden hacer la importación, así que sólo me quedan dos meses de insumos para la bomba.

Seguir leyendo…