La pijamada de Coco

Unas de nuestras grandes preocupaciones como padres de niños que viven con diabetes es cómo y cuándo comenzamos a soltar las riendas del tratamiento de nuestros dulces guerreros. Un pequeño paso en esa dirección es cuando los invitan a dormir y a pasar la noche en casa de algún amigo o familiar y permitimos esa actividad.

Basados en esta realidad muy común y normal de los niños, Lilly Diabetes en conjunto con Disney Press han lanzado el nuevo libro de Coco, la monita con diabetes tipo 1 y amiga de Mickey, con su primera experiencia de pijamada desde su diagnóstico. La mamá de Coco tiene las mismas dudas, preocupaciones y temores que tenemos nosotros los padres ante esta situación. Coco y sus amigos han sido invitados a acampar en la casa de su tía Abby. Entre sus amigos se encuentran Mickey, Minnie, Goofy, Donald y Daisy.

20130715-013205.jpg¿Qué hace más fácil esta decisión de la mamá de Coco de permitirle participar de la pijamada? La tía Abby ha acompañado a Coco y a su mamá a las clases de educación de diabetes y conoce muy bien como manejar la diabetes tipo 1, haciendo posible la experiencia de Coco con sus amigos, y a la misma vez dándole tranquilidad a su mamá.

No obstante, la mamá de Coco y la tía Abby planifican la noche, incluyendo los alimentos que estarán comiendo y las actividades que estarán realizando. De esta manera la mamá de Coco sabe de antemano que pasará en la pijamada y tiene la oportunidad de hablar con Coco y desarrollar un plan de manejo de diabetes.

20130715-013211.jpgLas claves para que nuestros chicos puedan vivir estas experiencias de manera segura son la buena planificación y comunicación, entre los padres del niño que vive con diabetes y el adulto que supervisará a los niños durante la pijamada, y entre nosotros los padres y nuestro dulce guerrero. Coco y su mamá han acordado que luego de cada monitoreo de glucosa, Coco tiene que llamar a su mamá para informarle el nivel de glucosa en sangre y discutir que alimentos ingerirá y cuales son las instrucciones a seguir. Este compromiso demuestra un grado de responsabilidad de Coco en su manejo de su condición.

Esta historia nos demuestra la importancia que tiene, para nosotros, contar con una red de apoyo con la que podamos contar y nos pueda ayudar en el cuidado de nuestros chicos. Es importante que la vida de nuestros dulces guerreros sea la más parecida a la de otros niños que viven sin esta condición y puedan participar de actividades normales para niños de sus edades, como puede ser una pijamada. Deben saber que la diabetes no les impedirá vivir una vida de niño, una vida feliz.

Estos libros de Coco me encantan, pues presentan de manera muy fácil de entender, algunas situaciones que nuestros chicos vivirán o han vivido. Nuestros chicos se identifican con el personaje de Coco, y a través de estos libros se logra crear empatía y nuestros dulces guerreros se sienten en paz y felices viviendo con su diabetes.