La gente, sus mitos y la información incompleta

Antes del diagnóstico de Jaime, tengo que reconocer que no conocía NADA de la diabetes tipo1; la verdad no sabía que existían distintos tipos de diabetes. Dentro de mi desconocimiento también tenía una serie de conceptos o mitos erróneos.

No sé a cuantos les ha pasado, pero estoy segura de que a todos en algún momento nos han hecho comentarios, un tanto fuera de lugar, relacionados a la condición de nuestros niños.

Aquí les comparto algunas de mis experiencias cuando las personas se enteran de la condición de Jaime y como reaccionan;

“Ay bendito tan chiquito, y ya tiene diabetes”

“¿Y no le duele cuando le hacen la prueba?”

“¡Como te gustan los dulces!”

“Llévalo al naturópata y le va a recomendar unos tés y las pastillas de canela; a mi vecina le han funcionado muy bien”

“¿Cuál es el nene que está enfermo?

“¿El puede comer de todo?”

“¿Cómo le controlas los dulces?”

“¿Comía muchos dulces cuando chiquito?”

“¿Estaba gordito cuando le dio diabetes?”

En ocasiones son muy desesperante los comentarios y las reacciones de las personas. Nuestros chicos no necesitan que sientan lástima de ellos, lo que sí necesitan es educación, apoyo y ánimo para día tras día, prueba de glucosa tras prueba de glucosa, poder alcanzar y mantener el buen control. Cada vez que conozco un dulce guerrero o dulce guerrera, es una personita mas en mi lista de peticiones. Mi oración no es por la cura (no me malinterpreten, SI la deseo con todas las fuerzas), sino oro por que ese niño tenga la educación correcta, la ayuda, el apoyo, los medios económicos y la capacidad de controlar su condición.

En diferentes medios escuchamos hablar de diabetes, obesidad y sus complicaciones; pero es muy importante llevar el mensaje CORRECTO. La diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2 son dos condiciones con el mismo nombre, pero diferentes causantes. Ambas tienen las mismas complicaciones a largo plazo, pero su manejo diario, es totalmente diferente. Me da mucho coraje cuando se lleva el mensaje equivocado, pero más coraje aún cuando las personas que tienen acceso a millones de seguidores llevan la información incompleta; esa es una de las razones que me motiva a seguir escribiendo y educándome acerca de la diabetes. Es necesario que conozcamos los datos correctos y con mucho respeto corrijamos al que no está bien orientado.

Recientemente el programa de televisión estadounidense “The View” dedicó uno de sus episodios al tema de obesidad, y era desesperante como no aclaraban que la diabetes provocada por la obesidad es la tipo 2. Luego comentan a vuelo de pájaro (superficialmente, sin entrar en detalles), que la diabetes tipo 1 y la tipo 2 tienen un manejo similar y que ambas son muy peligrosas. ¡Quééé! El manejo diario de la tipo 2 en nada se parece a la tipo 1 y segundo los riesgos diarios son muy  peligrosos, el paciente de diabetes tipo 2 que olvida tomar su medicamento oral aunque sea un  solo día no corre el riesgo de cetoacidosis diabética. Nuestros chicos SI; tienen unos cuidados más especializados, NO podemos bajar la guardia y darnos el lujo de omitir las dosis de insulina necesarias.

Yo abogo por mi hijo, sus derechos y proveo información correcta. Vamos a ampliar las redes de apoyo, empieza por tu familia, luego tus amigos, compañeros de trabajo y así sucesivamente; con el tiempo te darás cuenta de que la condición de tu hijo no será algo extraño ante los demás. Tenemos hijos espectacularmente especiales, cuando miro a mi hijo, veo su carácter, su forma de ser; NO VEO LA DIABETES TIPO 1 EN MI HIJO.

4 thoughts on “La gente, sus mitos y la información incompleta

  1. Con extra de Azucar

    Mila, mejor dicho imposible. Pienso que el problema radica en en desconocimiento total o parcial entre lo que es la diabetes T1 y la T2. La gente asocia la diabetes con mala alimentación y falta de ejercicio; no saben que la T1 es una enfermedad autoinmune y que nuestros chiquitos no tienen culpa alguna de padecer de ella.
    Recuerdo como si fuera ayer que el día que la diagnosticaron, nuestro pediatra me dijo “Quiero que estés pendiente, ahora vendrá mucha gente a dar consejo no solicitado y a ofrecerte curas mágicas. Ten en cuenta que la diabetes no tiene cura, pero es perfectamente manejable y controlable”. Esa ha sido mi biblia.
    Por otro lado, a mí, al igual que a ti, me molesta sobremanera que me miren a mi princesa con lástima. Ella no es discapacitada ni mucho menos. Ella hace todo y más de lo que hacen las niñas de su edad. Nuestra misión como familia fue hacer que ella viviera una vida totalmente normal, sin impedimentos.

    Un abrazo grande para ti y para el guerrerito.

  2. CAROLINA GASPARELLi

    Tanta razon tenes, tanto desconocimiento y comentarios desubicados….
    Que bien hace leer tus palabras y sentirse tan identificado.

  3. Mila Ferrer

    Es por eso que nuestros chicos TIENEN que estar educados, para que nadie los haga sentir mal cuando hablen de su condición.

  4. Emilette

    Cuando le diagnosticaron diabetes a mi hijo Ryan, pase por todas esas cosas q dice la gente y la ignorancia sobre la diabetes tipo 1 es lo peor. Todo el mundo me decia ese nene comia muchos dulces, no se alimentaba bien. Tu tienes culpa por dejarlo comer lo q le da la gana. Oh Dios cada vez q alguien trae un comentario fuera de lugar como duele. Y mas aun cdo te tratan como si fueses ignorante. Especialmente aquellos q padecen diabetes tipo dos y son adultos, eso me ha tocafo de cerca y no ha sido favil. En el colegio ha sido siempre muy dificil y tratar de hacet entender a todo el personal no es facil. Mi hijo es otro dulce guerrero, lo admiro cada dia mas. Es brillante, es inteligente y un gran luchador, el ha sido mi maestro mi fuerza mi inspiracion. La ignorancia de lod demas a veces duele; pero cada dia somos mas fuertes.

Comments are closed.