La diabetes de Jaime me ha regalado nuevos amigos

Carolina y Tomi, junto a nuestra familiaLa diabetes de Jaime me ha regalado nuevos amigos… Amigos muy especiales, que no importa la distancia tendremos lazos muy fuertes que siempre nos unirán.

A diario interactuo con cientos de ustedes a través de Facebook, Twitter y los comentarios que dejan aquí en nuestra página web. Con algunos de ustedes he tenido la oportunidad de platicar por teléfono, vernos a través de Skype o intercambiar mensajes de texto. A la gran mayoría no los he conocido personalmente, pero las conversaciones continuas me hacen sentir que los conozco de toda la vida.

Las pasadas semanas hemos podido salir del mundo virtual y abrazar a esos amigos que la diabetes nos ha regalado. Cuando estuvimos en Chicago pudimos conocer en persona a miembros de la comunidad de diabetes en linea y el pasado fin de semana, aquí en Miami, tuvimos la oportunidad de conocer a Carolina y su hijo Tomi, visitando desde Argentina.

Cuando comencé a platicar con Carolina, Tomi llevaba menos de un año de diagnosticado y nos comunicábamos a través de Skype. Ella siempre tenía lista sus preguntas, preocupaciones y demostraba un enorme deseo de educarse lo mejor posible para mantener a su hijo saludable. Una mamá muy pro-activa que el año pasado viajó desde Argentina a los Estados Unidos para visitar al endocrinólogo que atiende a Jaime, el Dr. Jorge Daaboul, en el Florida Hospital for Children en la ciudad de Orlando. 

A pesar de las miles de millas que nos separan, la comunicación entre Carolina y yo siempre se ha mantenido constante. Hacen unos meses atrás me dijo que durante el mes de junio vendrían a visitar la ciudad de Miami; desde entonces comenzamos a hacer planes para poder conocernos personalmente. Al fin llegó el mes de Junio y nos pudimos conocer. Tomi es un chico muy especial con el cual Jaime y sus hermanos tuvieron una gran química y lo pasaron muy bien. Parecía que eran amigos que hacía un tiempo que no se habían visto.

El verlos disfrutar de la playa, la piscina, caminar juntos por las calles de Miami Beach y medir sus niveles de glucosa juntos, son memorias que ellos dos valorarán por siempre. El saber que esa persona que está a tu lado vive y siente lo mismo que tu, crea un lazo de amistad muy fuerte. Escuchar a Tomi hacerle preguntas a Jaime de su diabetes e intercambiar sus experiencias, los hace sentir acompañados, los hace sentir más fuertes.

Para nosotros como padres, una de nuestras metas en la educación de diabetes de nuestros hijos es que aprendan a vivir y disfrutar su vida acompañados de la diabetes tipo 1. Experiencias como estas son parte de ese proceso, sentirse acompañados, sentir que hay otros niños que al igual que ellos viven con diabetes tipo 1 y que juntos puedan correr, saltar, nadar, hablar de su diabetes y de cualquier otro tema, los hace sentirse seguros de ellos mismos.

Uno de mis sueños es lograr conocer a tantos de nuestros lectores como sea posible, abrazarlos, hablar personalmente con ustedes y crear una familia extensa a pesar de la distancia que nos separan.

Ya estamos casi listos para ir a Friends for Life, sólo faltan 8 días. Serán días cargados de muchas emociones, educación, conoceremos a otras familias y nos reencontraremos con esos amigos que la diabetes de Jaime me ha regalado. Para Jaime será otra oportunidad en la que la diabetes le regalará nuevos amigos y compañeros de travesía.