La conexión instantánea de las redes sociales

Son las dos o tres de la madrugada, era nuestra primera semana usando el Omnipod y el azúcar de Jaime estaba muy elevada. Ya había enviado las correcciones necesarias y el nivel de azúcar no bajaba; novata al fin, no tenía idea de que hacer y no entendía que estaba pasando. Cada día son más las personas que recurren al Internet para estar más informados y educados, ya sea relacionado con el trabajo o la escuela, planear viajes y hasta hacer compras. El Internet ha abierto un mundo de información al alcance de todos y en cuestión de segundos tienes miles de respuestas a tus preguntas. ¿Qué hice? Buscar en mi teléfono información relacionada al Omnipod. Esa búsqueda me llevó a encontrar grupos de apoyo y a otras madres cuyos niños usan la misma bomba de insulina. Para mi fue sumamente alentador saber que yo no era la única que estaba pasando por esa situación y que ya otras familias habían pasado por experiencias similares. Leí articulo tras articulo, blog tras blog y gracias a sus experiencias y tips hoy día conozco y domino la bomba de insulina que Jaime usa.

La búsqueda de información sobre enfermedades, tratamientos y grupos de apoyo no es la excepción. Las semanas siguientes al diagnostico de Jaime, comenzé a buscar grupos de apoyo a padres de niños diabéticos. En aquel entónces vivíamos en Orlando, FL, la cantidad de familias que conocí fue impresionante. Todas teníamos las mismas preocupaciones y estábamos buscando lo mismo, el bienestar y el mejor cuidado para nuestros chiquitos. Entre esas madres había una que jamás olvidare, su hijo había sido diagnosticado a las 8 semanas de nacido. Cuando tuve contacto con ella su hijo tenia 20 años, ella era como la maestra de todas nosotras, siempre tenia la respuesta para nuestras preguntas. Hoy día todavía sigue ayudando a otros padres, su hijo ya tiene 25 años y sigue tan comprometida a ayudar y educar como antes.

Hay un movimiento muy grande que busca crear conciencia sobre la diabetes y como educar a otros. De hecho un vasto grupo de personas cada miércoles crean chats en Twitter donde se discuten varios temas relacionados a la condición. El nombre es Diabetes Social Media Advocacy o DSMA, durante la duración de las conversaciones todos los interesados utilizan el #DSMA, de esta manera pueden ver las respuestas y preguntas. Es muy emocionante y alentador saber que somos tantos los que tenemos esta inquietud de lograr una mejor calidad de vida para los pacientes diabéticos tipo 1. En ese grupo hay adultos que padecen la condición desde niños y padres de pacientes.

Al comenzar a usar el Omnipod conocí a dos mamás que tenían experiencia con esa bomba de insulina, de inmediato fueron mis recursos durante el proceso de adaptación a la nueva manera de tratar la condición de Jaime. Cualquier pregunta o ayuda que ellas pudieran brindar, no tenían reparos en hacerlo. Mantengo comunicación con ellas, ya que son madres que están sumamente informadas con la condición, investigaciones, nuevos productos y apoyo a otras familias.

Las redes sociales se han convertido en una gran herramienta para los pacientes, en ellas encuentras información y puedes conocer a muchas personas que viven tu misma experiencia. Claro, hay que tener mucho cuidado con la información; nunca debemos de cambiar el tratamiento, los medicamentos o tomar alguna hierba mágica sin antes consultarlo con nuestro doctor. He leído una de cosas, que espero nadie haya creído.

Usa el Internet de manera responsable, puede ser una gran herramienta para educarte acerca de la diabetes o cualquier otra condición y puedes conocer muchas familias como la nuestra; familias comprometidas a ayudar a otros a lograr un mejor control de la diabetes y una mejor calidad de vida para nuestros niños.