Hoy te habla Jaime

Hola! Hoy les escribe Jaime. Como saben tengo 14 años y mi familia y yo vivimos en Orlando. Mis papás Mila y Jimmy se han dedicado a trabajar en el mundo de la diabetes, y tengo dos hermanos mayores Gabriel y Diego, ellos son mis mejores amigos y compañeros de escuela. Jajaja, claro es que hacemos homeschooling hacen ya 5 años.

Como les ha contado mi mamá, me diagnosticaron con diabetes tipo 1 a los tres años, son muy pocas las cosas que recuerdo de aquellos días, pero afortunadamente no son cosas negativas. El pasado año ya se cumplieron 10 años desde mi diagnostico, es increíble pensar que llevo tantos años, ya ni recuerdo l que siente no vivir con diabetes tipo 1.

La diabetes tipo 1 no me ha hecho diferente a mis hermanos, yo siento que mi vida es igual a la de ellos, la única diferencia es que yo tengo que manejar mi diabetes y eso trae consigo muchas responsabilidades. Medir la glucosa, enviar insulina, estar pendientes al MCG, prepararme antes de salir, pero como siempre digo; “Es parte de mi rutina”. De algo si estoy seguro, aunque vivo con diabetes tipo 1 mi salud es posiblemente mucho mejor que la de otros jóvenes de mi edad; pues tanto mis hermanos como yo hemos aprendido a comer saludablemente y a hacer ejercicios.

Si la diabetes no hubiera llegado a mi vida de seguro mi estilo de vida no sería como es. Claro que no tendría que estar midiendo la glucosa, tener que enviar insulina o todo lo que hay que hacer cuando vives con diabetes, pero a la misma vez la diabetes nos ha traído cosas buenas y buenos amigos.

En ocasiones otros jóvenes sin diabetes tipo 1 me preguntan si me asusta vivir con diabetes? La realidad es que ahora mismo, nada de la diabetes tipo 1 me asusta, porque la diabetes peligrosa es la mal manejada y si te la manejas bien vas a poder vivir una vida saludable (eso significa mucho trabajo). Pero si me preocupo al escuchar las noticias de los costos de la diabetes pues en algún momento me tocará a mi esa responsabilidad.

Mis padres han hecho todo lo posible por que pueda tener acceso a tecnología de diabetes y por lo que he visto esto no ha sido fácil. Veo a mis papás en muchas llamadas con el seguro de salud, medico, farmacia y escucho sus conversaciones; lo bueno es que tengo dos excelentes maestros de quienes aprender. Hacen 6 años uso la bomba de insulina Omnipod y el medidor continuo de glucosa Dexcom hacen cerca de 3 años. La tecnología me ha ayudado mucho en mi manejo, pero esto lo hemos logrado gracias a que mis papás se la pasan leyendo y aprendiendo. Ellos van poco a poco me van enseñando lo que aprenden, donde si no soy muy útil aún es en las noches. jajaja Una vez me duermo no escucho alarmas de nada, dice mi mamá que cuando viva solo necesitaré conectar las armas a un estéreo.

He tenido momentos cuando me siento cansado y no quiero nada que ver con esta condición, pero pienso que si quiero vivir una vida saludable y poder hacer todo lo que me gusta hacer voy a tener que cuidarme bien. Además, pienso en mi familia y si ellos hacen hasta lo imposible por cuidarme, como yo no voy a hacerlo.  También saben que me encanta jugar béisbol y aunque suene un poco imposible estoy trabajando para llegar a jugarlo profesionalmente. Me gustaría ser de ejemplo a otros!

Cuando mi mamá comenzó este blog no tenia ni idea de lo que era y menos de como ayudaría a otros. Leo muchos de los mensajes que le envían a mi mamá o por ejemplo los mensajes que me envían en mi cumpleaños y me doy cuenta que algo bueno estamos haciendo.  Mi consejo otros adolescentes es que aprendan todo lo que puedan y siempre tengan en mente que si quieres tener una vida saludable tienes que cuidarte y actuar responsable.

Hasta la próxima,

Jaime