Hoy, mañana y siempre hay que ser agradecidos

Hoy se celebra en los Estados Unidos y Puerto Rico el Día de Acción de Gracias, ese día en el que los peregrinos e indios nativos se unieron para agradecer y compartir los frutos de la cosecha. Es un día donde la familia se reúne, comparte y damos gracias. Sin embargo, todos los días debemos ser agradecidos; por lo bueno, lo malo, lo que tenemos y lo que no tenemos.

Si escribo una lista por todo lo que estoy agradecida sería muy extensa, pero hoy quiero reconocer y agradecer a todos aquellos que, aunque no conocen a mi familia y que viven a miles de millas de mi hogar, SIEMPRE nos apoyan, a mis familiares, mis amigos y todos esos nuevos amigos que la vida me ha regalado y que he conocido a través de Jaime, mi dulce guerrero.

Tengo que agradecer a todas esas personas que de alguna manera han aportado a los avances en los tratamientos de la diabetes y a los investigadores. Ellos tienen el mismo deseo que nuestra familia; “Encontrar una cura para Jaime” o “Find a cure for Jaime”. Gracias a una familia muy especial esta frase ha estado plasmada en autos de carreras, globos que surcaron el cielo de los EU y en afiches alusivos a diabetes tipo 1. En los EU hay una familia que ha apoyado a Jaime en estas distintas actividades y estamos muy agradecidos de su apoyo y por tenerlo presente en sus pensamientos. Lo increíble de la Familia Jones es que solamente conoce a Jaime y a nuestra familia a través de las redes sociales y aun así, nos brindan ese apoyo. Esta familia fue tocada muy de cerca por la diabetes, perdieron a un familiar, y han continuado su batalla contra esta condición. El año pasado durante el mes de noviembre tuvimos la suerte de conocer a Aylah, Julie y Mya cuando participamos en el “World Diabetes Day Postcard Exchange” e intercambiamos postales referentes al Día Mundial de la Diabetes.

     

 

Este año volvimos a participar de esta actividad y en estos días comenzamos a recibir unas hermosas postales, conmemorando el Día Mundial de la Diabetes, de parte de varias familias de alrededor del Mundo. La más especial fue la postal que recibimos de parte de la Familia Jones y mi única reacción fue sentarme a llorar al borde de mi cama y agradecer a Dios y a la vida por esta maravillosa familia. Me dio un sentimiento tan grande, mi chico tiene muchas personas que lo incluyen en sus plegarias y siempre desean lo mejor para el. Los exhorto a que el próximo año participen de esta gran actividad. 

Hoy doy gracias por esas personas especiales que se han cruzado en nuestro camino.

Doy gracias por las personas que han entendido cual es nuestra labor… educar y apoyar para así prevenir complicaciones.

Doy gracias por esos dulces guerreros honorarios que comparten la información con otros y siempre dicen presente.

Por ustedes los lectores, por sus palabras…

Por mi amada familia que ante las pruebas y tropiezos que la vida nos presenta, se ha fortalecido y unido cada vez más…

Por mis chicos…

Por la salud…

Por la vida…

Pero sobretodo agradezco a Dios por no dejarme caer, por sostenerme y darme fuerzas para cuidar de mi dulce guerrero, sus hermanos y mi esposo.

Vamos a ser agradecidos todos los días… Feliz Día de Acción de Gracias.