Historias de diabetes: Miliangie

MiliangieLa historia de diabetes de hoy, la conoceremos desde dos puntos de vista diferentes, el de papá y mamá. Hoy Miliangie celebra un año de esta travesía y lo celebra por que a pesar de los retos que la Tïa Bety presenta es una chica feliz y saludable.

No escogimos esta vida pero nuestro compromiso con nuestra hija Miliangie es enseñarle a crecer día a día.  Es un reto lleno de frustraciones y miedos pero por eso nos educamos.  Aprendiendo todos los días algo nuevo.   Le enseñamos a sobrellevar sus miedos, y le ayudamos a realizar sus metas.  Ella dice que la diabetes no la puede cambiar,  ella sigue siendo la misma niña.  Ella le da sentido a nuestra vida y nos enseña lo fuerte que ella puede ser; que puede llegar a lograr muchas cosas, por esa razón debemos tener un buen manejo de su diabetes.  No hay límites, los límites los pones tú.

Mily, mamá de Miliangie

photo

Noviembre 7… Justamente hace  un año que mi amada hija Miliangie llevaba alrededor de un mes sintiendo malestares, mucha sed, orinando frecuentemente (llegando a perder cerca de 13 libras), síntomas su doctora había diagnosticado como “gastritis”. Luego de varias visitas a la doctora y viendo que cada día que pasaba empeoraba la situación al grado que ese día estuvo vomitando constantemente,  tomamos la decisión de llevarla al hospital y… BOOOMMMM! eso sentí en mi cabeza; con la sorpresa de que la niña había sido diagnosticada con diabetes tipo 1… Incrédulos y difícil de asimilarlo pero así era y había que seguir adelante, cuatro días en cuidados intensivo y unos cuantos mas en el hospital… Nos cambio la vida de la noche a la mañana! Hoy luego de un año con una inquilina en nuestra casa, la Tía Bety, ella sabe que no nos gobierna! Solamente es nuestra inquilina y en nuestro hogar no manda! Sólo Dios manda aquí, hoy celebramos el primer “diaversary”. Con mi chica saludable!
Angel, papá de Miliangie
Protejo futuro Miliangie