Historias de diabetes: Karen

Protejo futuro Karen

Hola, soy la madre de Karen Yulieth, quien fue diagnosticada con diabetes tipo 1  el 01/10/2005 cuando tenia 3 añitos. Ella lloraba todas las noches y no dejaba dormir a nadie nos decían que eran nervios que le diera agüita con azúcar, que eso la calmaría, se imaginan!  Error y gravísimo,  pero en esa época no teníamos ni idea que era la diabetes tipo 1, la llevamos muchas veces al doctor porque le dolía mucho la boca del estomago y solo le daban purgantes que eran para parásitos. Karen empezó a perder mucho peso y nosotros notábamos que no era normal, pero los médicos no daban ninguna razón. Un día veníamos de paseo de la finca de la abuela y ella decía que le dolía mucho la barriguita y decidimos irnos para la clínica a a urgencias. Allí  le realizaron un parcial de orina y para sorpresa del medico y más para nosotros,  el parcial de orina marcó glucosa y luego trajeron el aparatico que nunca habíamos visto el glucómetro le realizaron el test y el resultado fue 500 y ahí empezó la lucha.

Como en la clínica nunca habían atendido niños con diabetes no sabían como tratarla y  en la ciudad donde vivimos solo había un endocrinólogo pediátrico que afortunadamente se encontraba en la ciudad.  Duramos 20 días internadas en la clínica y la tramitología en el seguro para los medicamentos que no estaban en el plan obligatorio de salud y como todos sabemos estos medicamentos son muy caros. Luego ya en casa empezamos a tomar glucometría y a  aplicar insulina ya que empezamos con inyección de NPH y cristalina. Años después  cuando entro al colegio sus compañeros no sabían que era la diabetes pero en todo caso sus compañeros habitaban con  ella  pues les parecía un poco  raro que era la única que llevaba una lonchera un poquito diferente a la de sus compañeros. Siempre  obtenía notas altas en el colegio y le iba muy bien!  Cambiamos a los lapiceros de Lantus y Apidra y este año se le colocamos  la bomba de insulina de Medtronic y los sensores.

Cuando regreso al colegio con su bomba, sus compañeros  volvieron a tener  una nuevas preguntas. ¿Qué es eso  ella les decía es una bomba de insulina y sirve para mi mejor control? A sus compañero le costó mucho tiempo acostumbrarse a el pito de la bomba durante  las evaluaciones  y por fin en casa  y colegio todos logramos acostumbrar.  Nos ha gustado mucho la bomba pues hemos logrado reducir un poco las glucometrías  ahora son menos y hace este proceso un poco más llevadero.

Beatriz, madre de Karen