Historias de diabetes: Juan

JuanQuiero recordar y compartir con vosotros esto que escribí el día del Primer CumpleDiabetes de mi hijo Juan.

Hoy quiero expresar que por encima de mis miedos, mi rabia, mi impotencia, mi dolor…le debo AMOR a la Diabetes de mi hijo,  porque aún estando presente las 24 horas de cada día en mi vida desde hace un año, obligándome a dedicarle tanta energía, reclamando tanto protagonismo… aún así…tratándola como a una amiga… Me da la oportunidad de ver crecer sano y feliz a mi hijo.

Les debo mi admiración y respeto a todos los niños que he conocido con diabetes tipo 11… porque todos y cada uno de ellos son héroes y heroínas…por tener que librar batallas impropias de su edad… por enseñarnos a nosotros, vuestros padres, tanto!!!

Le debo mi eterna gratitud a todas las personas que me han ayudado a ganar tantas batallas… y han estado a mi lado apoyándome las veces que quería dar alguna por perdida…Son muchas las personas que han tocado mi corazón, con mayor o menor intensidad,con más o menos conciencia de que eran luz en mi camino… a todas y a cada una de ellas…GRACIAS DESDE LO MÁS PURO Y PROFUNDO DE MI CORAZÓN!!!

Especialmente hoy quiero Agradecer y Bendecir a mi hermana pequeña…por ser tan grande…por haber sido como la sangre de mis venas en muchos momentos…como el aire que me faltaba… un dulce puerto donde amarrar mis miedos, mi dolor, donde poder descansar, nutrirme y recargarme de fuerza, de alegría y de fe.

Agradecer y bendecir al hombre que ha llenado mi vida de dulzura… a ti que has llenado mi eer, con todo tu eer y que me regalas montañas de felicidad solo por saber que existes y que deseas elegirme un día más, que eliges mi familia con todo lo que somos y tenemos.

Agradecer y bendecir a mi hijo Juan por elegirme como madre, por transmitirme cada día, que lo único que importa,al final, es el AMOR……bendito seas y bendito sea siempre tu camino Juan…

…Doy gracias a la vida por todo lo que “tengo” !! Por todo el amor que he recibido.. y me comprometo a seguir aprendiendo a ser lo que soy y a dar lo que tengo por encima de toda las dificultades…paso a paso..y beso a beso…agradeciendo en cada beso que desde hace un año deposito en tu alma cada vez que me “toca” pincharte tu insulina, esa que tu cuerpo dejó de fabricar por algún motivo importante y necesario que desconozco pero que estoy segura que es el camino para llegar donde tenemos que reencontrarnos con Dios…

Gracias infinitas a todos los compañeros de camino, a nuestra dulce familia repartida a lo largo y ancho del mundo…GRACIAS por COMPARTIR y por repartir ALEGRÍA!! Gracias Mila y a tu Dulce Guerrero Jaime, por vuestra ayuda desde aquel 21 de septiembre que os  encontré navegando por internet, mientras velaba el sueño de mi dulce niño Juan,  en la silla de un hospital la primera noche que conocimos a nuestra amiga Diabetes, de la que espero algún día poder despedirme con amor, cuando se encuentre , por fin, nuestra deseada y esperada CURA PARA LA DIABETES TIPO 1. QUE ASÍ SEA Y QUE SEA MUY PRONTO!!!

Protejo futuro Juan