Historias de diabetes: Diego

DiegoHola , soy  Diego Alonso, un dulce como ustedes, me tocó ser dulce tipo 1, un 26 de octubre del año 2001, empecé con mucha sed, endulzaba hasta las gaseosas, ya no le encontraba sabor a nada, e iba al baño a cada rato a miccionar, y a la vez me sentía muy cansado, la visión me comenzó a molestar y hablaba con los ojos cerrados, me tocó estar lejos de mis padres, en la casa de mis abuelos maternos. Ellos nos sabían qué hacer, su médico de cabecera dijo: “Tiene malestar estomacal”, y hasta me mandó antibióticos, pero todo seguía y para deterioro mío. Solamente tenía 10 años de edad y extrañaba mucho a mi madre, la llamé por teléfono y procuraba hablar bien con ella, le decía: “Mami, me siento bien, no te preocupes, te quiero mucho”. Pero luego mis abuelos llamaron a mi padre, el cual me llevó a una clínica, en la que el médico de emergencia dijo: “Parece hepatitis”, pienso que Díos luego mandó a que llamaran a una endocrinóloga y ella determinó que analicen mi glucosa y ahí dijeron: “Es diabetes”. Desde ahí soy tipo 1, y me siento muy fuerte y orgulloso de llevar bien mi condición, mi estilo de vida.

Luego he pasado por muchos sin sabores, muchas trabas, pero igual salgo adelante, aprendí a colocarme solo mi insulina y a medirme mi glucosa, y vencí esa batalla, ahora enseño a muchos nuevos Dulces como yo. Procuro comer sanamente, aunque eso siempre lo hicimos en mi casa. En mis doce años como tipo 1, sigo batallando y pasando muchos obstáculos, como el que no me atiendan adecuadamente en algunos hospitales y de no tener un buen trato con especialistas, pero como siempre estoy guiado por Díos, él luego me conduce con personas y lugares buenos, donde he aprendido mucho y ahora hasta doy entrevistas para la prevención y lucha en contra de la diabetes. Nunca tomé mi diabetes como algo feo, ni culpé a nadie, tengo que dar gracias por tener una madre que lucha cada día por obtener mucha información y que brinda mucho apoyo a mis hermanos de condición en diabetes. Soy un luchador, un guerrero, y lo seguiré siendo hasta “Quemar el último cartucho” (como lo dijo un héroe peruano, Bolognesi).
Actualmente tengo 22 años y sigo adelante, soy Publicista, laboro mucho, juego futbolito, me encanta la lectura y la música. Manejo muy bien mi bomba de insulina. Soy el primer peruano con bomba puesta en mi mismo país, PERÚ.
A todos ustedes, dulces tipo 1, o nuevos en la condición, solamente me queda decirles que tomen el timón del barco, pues así lo podrán dirigir de forma adecuada, tendrán que ir en contra de muchas tempestades, pero saldrán airosos, pues de eso se trata , de siempre pensar en GANADOR, por algo somos los DULCES GUERREROS, sino cómo, cierto?. SUEÑA, NO EXISTEN FRONTERAS, NO MIRES ATRÁS, VIVE CON LA EMOCIÓN DE LUCHAR, DE SER TÚ…. EL DULCE GUERRERO.
Diego Alonso Bartra Bazán
Dulce Guerrero,Dulce Luchador.

Protejo futuro Diego

One thought on “Historias de diabetes: Diego

  1. marisol

    K bonitoo el leerte diego me hace sentir fortaleza para seguir luchando por mi dulce guerrero un abrazo!! Animo diego!

Comments are closed.