Historia de diabetes: Viviendo la diabetes tipo 1 desde otra perspectiva

Hacen 15 años mi familia recibió el diagnostico de mi diabetes tipo1, tenía 16 años entonces y como adolescente sí me costo aceptarla. Pero jamás imaginé cuán duro fue para mi mamá aceptarlo. Hacen 4 meses viví en carne propia lo que siente una madre al escuchar esas palabras. Mi hija Lauren, de 5 años fue diagnosticada con diabetes tipo 1.

Aunque conozco la diabetes tipo 1 y se como manejarla, pensar que es la salud y vida de mi hija lo que esta en juego me paralizó. Mi esposo me decía que como era posible me sintiera así pues mi manejo de diabetes es excelente, soy super organizada y procuro siempre educarme acerca de las noticias más recientes. Pero con Lauren era distinto…

Yo se como se siente una hipoglucemia, se lo que se sienten los pinchazos, las mediciones, se lo que es tener que esperar a que la glucosa baje para comer… Y mi hija tendría que aprenderlo! Me costó mucho trabajo superar mi negación, cada día me culpaba y por primera vez sentir que odiaba mi diabetes, cosa que no había sentido antes.

Aunque me negaba a nuestra nueva realidad, me ví obligada a hacerlo y a poco a poco buscar maneras de utilizar mis experiencias para ayudar a Lauren. Vi como Lauren no presento ningún tipo  de residencia, pues ella dice que es como mamá y esta feliz. Su inocencia me alegra, pero a la vez me parte el corazón.

Hacen 3 semanas finalmente comenzamos a usar el MCG y esto ha traído un poco más de tranquilidad a nuestro hogar. Lauren disfruta de comparar nuestras gráficas y me hace competencias de medición de glucosa.

Vivir con diabetes tipo 1 ha traído muchos retos, pero ser mamá de una niña con diabetes tipo 1 es vivir la diabetes tipo 1 desde una perspectiva completamente diferente.