Historia de diabetes: Una mamá muy preocupona

Saludos a todas las familias. Hoy les quiero contar nuestra historia de diabetes y se que muchos de ustedes entenderán lo que les platicaré. Mi hijo Ian fue diagnosticado hacen 6 años, afortunadamente no llegamos a cetoacisodsis pero aún así fue un golpe muy fuerte. Mi esposo y yo llevábamos 8 años de casados cuando nació Ian, luego de muchos tratamientos de fertilidad, es nuestro único hijo y mayor tesoro.  Mi temor y angustia al momento de su diagnostico fue enorme, no podía creer que luego de tanto luchar por tenerlo, la diabetes tipo 1 llegara a su vida.

Confieso que soy muy mamá gallina, pero eso ha sido así desde que Ian llegó a nuestras vidas. Con el diagnostico de diabetes les confieso a veces me auto-evacuo y creo estoy demasiado preocupada y ofuscada en eso. Pero entiéndanme, me da terror pensar que algo pueda pasarle. Ian comenzó a manejar hacen uno 8 meses, no saben lo difícil que ha sido para mi darle esa libertad. Mi esposo y yo hemos tomado todas las precauciones, le hemos educado lo mejor posible y hemos procurado que tenga las herramientas necesarias.

Aún así vivo preocupada cada vez que maneja, cada vez que me dice se va al cine o casa de algún amigo. Se que ustedes me entienden y me gustaría escuchar de sus consejos. Cómo le hago para no sentirme tan desesperada y asustada.

No quiero ser esa mamá histérica y loca, que no le pierde el rastro a su hijo; pero cómo? Ian es muy responsable y la verdad no tengo razón para quejarme de su manejo de diabetes. Pero siempre me preocupa que un descuido puede ser muy peligroso. No quiero que nuestra relación familiar se deteriore o que la diabetes sea motivo de disgustos en el hogar.

Mamis, les pido sus consejos.

Un abrazo,