Historia de diabetes: Mi percepción y uso de tecnología

Mucho se lee en las redes sociales hoy día acerca de las microinfusoras de insulina y monitores continuos de glucosa (MCG) pero les quiero compartir mi historia. Me llamo Carlos Gómez, soy colombiano y resido en Dallas, Tx. Vivo con diabetes tipo 1 desde que tengo 10 años, ósea hacen 30 años y he recorrido un largo camino donde he visto muchos cambios en tratamiento y tecnología.

Hacen cerca de 8 años atrás mi endocrinólogo me sugirió que considerara usar una microinfusora pues haría mi manejo según el más llevadero y personalizado. Hice mi research , leí, pregunté pero nunca me acabó de convencer. Mi manejo siempre había rondado con una A1c de entre 6.7% a 6.3% y en realidad no veía como me podía beneficiar de ella. No sentía que mi manejo de diabetes fuera algo que me consumía, sino era algo parte de mi rutina, tal vez porque ya soy un viejo lobo.

Decidí no usar la microinfusora, pero sí me decidí por un monitor continuo de glucosa, para mi eso sí fue un cambio radical y útil. Poder ver mi glucosa en tiempo real y tomas decisiones con esos resultados fue para mi fascinante. Hacen 6 años uso Dexcom y hacen unos 4 meses atrás compre el Libre durante un viaje a Chile. Aunque tanto mi esposa como yo extrañamos las alarmas que nos da Dexcom, si tiene utilidad, pero ya en las próximas semanas me regreso a Dexcom.

Lo que les quiero compartir es que para alcanzar un buen manejo de diabetes no siempre hay que tener toda la tecnología, pero sí tienes que tener mucha educación y ser muy perseverante. Sí, tengo mejores insulinas basales, pero fuera de eso nada “high tech”. Muchas personas te pueden decir que es más trabajo, que no puedes hacer ajustes finos y esas cosas, pero yo si los he podido hacer. Entiendo que soy adulto y llevo muchos años ya con la condición pero mi consejo es que si sus hijos no quieren usar una microinfusora, no los presionen, pero déjenles saber que requerirá más trabajo.

Eso sí, sin mi MCG la historia sería otra, soy ingeniero de computadoras y geek de la data. Es increíble toda la información que puedo interpretar y los cambios que he logrado hacer en mi manejo.

No me mal entiendan, la tecnología esta dando pasos de gigante y se ve muy promisorio el futuro, pero no podemos olvidar que no a todos nos gustará llevar un aparato pegado al cuerpo. Les deseo mucho éxito y aquí a la orden.