Historia de diabetes: ¡Estoy cansado!

Ya son muchos los años que llevo viviendo con diabetes tipo 1 y hoy vengo a confesarles que estoy muy cansado de esto. Como todos saben, hay días en los que aunque hagamos todo bien, no vemos esos números que buscamos; que frustrante, no? Soy un adulto joven tengo 26 años y aunque se que tengo que cambiar mi actitud YA quiero desahogarme pues ustedes me entenderán.

Mi novia aunque trata de entender y ayudar no sabe lo que es cada día pelear contra tu propio cuerpo, tratar de dirigirlo a hacer algo y este no responde. Esa constante batalla que esta presente cada día, a cada hora y te hace sentir impotente y muchas veces como un perdedor. Desde nuestro equipo de médicos hasta amigos con ningún conocimiento de diabetes juzgan, comentan y creen entender lo que vives a diario.

Como adulto quiero recordarles que sus niños también pueden sentirse así. Saber como ayudarles o reaccionar ante estas situaciones es importantísimo y puede ser la diferencia entre una relación saludable con su diabetes tipo 1 o todo lo contrario.

Me diagnosticaron tipo 1 a los 9 años y recuerdo en muchas ocasiones sentir coraje y deseos de llorar, pero no quería asustar a mis papás o que me regañaran por algo que yo no me provoque. Entiendo que se debe tener disciplina para educar a los niños con diabetes tipo 1 pero no podemos permitir que la diabetes tipo 1 fracture las relaciones familiares. Claro que como padres quieren lo mejor para ellos, pero sean muy sabios al hablarles.

Luego de contarles de mi, les confieso me voy sintiendo mejor pues como bien dice compartir hace bien y yo se que ustedes todos son unos padres espectaculares que sólo buscan lo mejor para sus hijos. Gracias por leerme y nos quedamos al pendiente!