Glucosas controladas hoy = Un mañana sin complicaciones

¿Cuál es la expectativa de salud que tienes para tu hijo a largo plazo? Yo quiero ver a Jaime saludable, con su condición bien manejada. Para esto, tengo que hacer todo lo que esté a mi alcance para educarme y educarlo a él. De esta manera disminuimos el riesgo de complicaciones a largo plazo relacionadas con la diabetes. Esto es algo que todos los padres debemos hacer con nuestros niños, pero hoy quiero darle un giro distinto a este tema. Sabemos que por la poca edad de nuestros niños, ellos no tienen un claro sentido del futuro. Cuando expliquemos la importancia del buen control de sus glucosas, hay que utilizar situaciones diarias con las cuales se puedan relacionar.

Quiero compartir con ustedes la importancia que hoy tiene, en la salud que tendrán nuestros hijos el día de mañana. Hoy es el día más importante de un futuro libre de complicaciones para nuestros niños. El control o el descontrol de las glucosas que hoy tengan nuestros hijos va delineando la salud futura de ellos. Si hoy nos preocupamos por mantener un buen manejo de las glucosas, no hay de que preocuparnos mañana.

Aquí algunas razones y explicaciones de manera sencilla para entender y poder explicar a nuestros niños la importancia de mantener las glucosas bien manejadas.

Aumento energético – Cuando la glucosa en sangre está elevada, el nivel de energía se ve reducido. Tenemos toda esa glucosa corriendo por nuestro torrente sanguíneo, pero no  está siendo procesada y no está lista para su uso. Explícale a tu hijo que cuando las glucosas están altas su cuerpo reflejará falta de energía con señales como cansancio, sueño y pesadez, así no disfrutará sus juegos, deportes y las actividades diarias se harán más pesadas.

Mejor descanso en la noche – El no tener las glucosas controladas reduce la calidad del sueño, especialmente si la glucosa está sobre 180 mg/dL. Provoca poliuria o mejor conocido como frecuentes visitas al baño; imagina tener que levantarte varias veces durante la noche… ¡Agotador!

Mejora el rendimiento físico – Las glucosas elevadas pueden reducir tu fuerza, flexibilidad, velocidad, estámina y resistencia. El exceso de azúcar en la sangre provoca glicosilación, esto es cuando el azúcar se pega a tejidos conectivos como los tendones y ligamentos, provocando una limitación en su habilidad de estirar y contraer de manera correcta. Ademas la glucosa elevada bloquea la connexión entre los músculos y los nervios, afectando nuestros reflejos. también limita la habilidad de los glóbulos rojos a recoger el oxigeno en nuestros pulmones y transportarlo a los músculos. Esto provoca fatiga y limitará la capacidad cardiovascular.

“Brain Power”- Nuestros chicos están en pleno desarrollo físico, social e intelectual, necesitan todas sus células cerebrales listas para aprender y crear. La hipoglicemia e hiperglicemia  limitan la habilidad de concentración, ejecución de tareas difíciles y la creatividad. Las glucosas altas o bajas son causantes de errores mentales, por ejemplo el estudiante que se preparó para un examen y al momento de tomarlo sus niveles de glucosa no están dentro de los parámetros establecidos no tendrá un buen desempeño, no por que no conozca el material, sino por su falta de concentración.

Estabilidad en su carácter y humor – Ademas de afectar la función intelectual, nuestro cerebro es responsable de mantener nuestro balance emocional. Ojo con esos cambios de humor, en Jaime fueron muy notables al momento de su diagnóstico.

Menos días enfermos – Las bacterias aman el azúcar, lo utilizan como alimento para poder crecer y multiplicarse. Las glucosas elevadas son el ambiente perfecto para crear grandes colonias de bacterias que afectan la salud.

Piel y encías saludables – Tenemos dos partes del cuerpo que se ven afectadas inmediatamente por los cambios en la glucosa; estos son las encías y la piel. Uno de los efectos que provocan las glucosas elevadas es la deshidratación. Todos sabemos que la piel esta muy influenciada con nuestros niveles de hidratación, cuando la glucosa está elevada regularmente podemos ver que la piel se torna seca y puede llegar a abrirse. Ademas de ser doloroso, es la oportunidad perfecta para que bacterias provoquen infecciones. Dentro de nuestra boca existen bacterias que viven en nuestras encías; como mencionamos anteriormente las bacterias adoran el azúcar y crecen muy rápidamente y estas provocaran grandes acumulaciones de placa, lo que provoca sangrado en las encías y perdida de hueso.

Seguridad personal- Los niveles de glucosa muy bajos causan un aumento de adrenalina y cierto grado de incapacidad cerebral. Esto afecta la toma de decisiones, coordinación y puede poner en riesgo al paciente de accidentes.

¡WOW! Cada vez son más las razones que tenemos para mantener o hacer todo lo posible por mantener a nuestros chicos con glucosas en rango. Desde un momento de confusión por una hipoglicemia, hasta una infección en la piel provocada por hiperglicemia; son situaciones que TENEMOS que evitar.  Edúcate, toma las decisiones correctas y gánale la batalla a la diabetes tipo 1. NO es fácil, pero tampoco IMPOSIBLE! Trata cada día con la importancia que hoy tiene en el futuro libre de complicaciones de nuestros niños. Vamos a preocuparnos más por hoy y menos por mañana.

One thought on “Glucosas controladas hoy = Un mañana sin complicaciones

Comments are closed.