Los días de enfermedad ¡Que complicados son!

Esos días de enfermedad, son tan difíciles de manejar!! Es usual que nuestros niños se contagien con algún catarro o virus mientras asisten a la escuela o que sufran de alergias, debido a los cambios de clima y factores ambientales; pero para nosotros y nuestros dulces guerreros, esto significa un gran reto, con muchas horas de monitoreos frecuentes.

¿Cómo altera la enfermedad las glucosas?

En una persona que vive con diabetes, las enfermedades pueden producir un aumento o una disminución de las glucosas y es importante tomar ciertas precauciones para mantenerlas dentro de los niveles deseados. Aquí es donde la educación, planificación, organización y los consejos del médico, te permitirán enfrentar con confianza los días en que tu niño esté enfermo y tendrás un poco más de tranquilidad para tomar las mejores decisiones.

Cuando tu niño se enferma, ya sea por algo tan común como un resfriado o por un problema más serio como un virus que provoque una deshidratación, el cuerpo reacciona ante la enfermedad con estrés. Para aliviarlo, lucha contra la enfermedad y esto le requiere más energía de la que el cuerpo utiliza normalmente. En un dulce guerrero, esto puede provocar hiperglucemia, ya que el estrés tiende a causar un aumento del azúcar en sangre. Algunas enfermedades o virus provocan pérdida de apetito, náuseas o vómitos. Cuando esto ocurre, el cuerpo puede reaccionar de distintas maneras y las glucosas pueden mantenerse dentro de los niveles normales, pueden bajar o subir.Por eso es sumamente importante, no solamente hacer monitoreos más frecuentes sino NUNCA olvidar hacer el monitoreo de cetonas. Durante estos días de enfermedad, podemos encontrar grandes cantidades de cetonas aún con una glucosa en los niveles normales. Las cetonas son las sustancias ácidas producida por el cuerpo como resultado del metabolismo de las grasa como fuente de energía. Durante los días de enfermedad, debes consultar con tu médico tan pronto aparezcan cetonas en el monitoreo.El obviar monitorearlas es lo que en muchas ocasiones provoca los niños terminen en cetoacidosis.

Preparación y anticipación a los días de enfermedad

Habla con tu médico cual sera el plan de manejo de la diabetes durante los días en que tu niño esté enfermo; si aún no han discutido el tema, te recomiendo lo hagas con prontitud. Estas son algunas de las preguntas para tu médico.

  • ¿Cómo controlar las glucosas y las cetonas?
  • ¿Qué medicamentos de venta sin receta o con receta son adecuados para tu hijo?
  • ¿Cuáles son los ajustes que debes hacer en las comidas, bebidas y medicamentos de tu hijo?
  • ¿Cuándo debes llamar a su pediatra o al endocrinólogo?

Resumen

  •  Mantén el tratamiento habitual. A menos que el médico te indique que hagas algún cambio, asegúrate de que tu hijo continúe utilizando insulina. Es importante que le sigas administrando insulina a tu hijo aún cuando esté enfermo aunque reduzca la ingesta de alimentos. El hígado produce glucosa y libera la glucosa almacenada a la sangre, así que aunque tu hijo no coma demasiado, su cuerpo aún necesita la insulina para metabolizar la glucosa.
  • Mide la glucosa con FRECUENCIA y monitorea las cetonas. Las hiperglucemias se presentarán bastante constantes y debes manejarlas lo más rápido y eficiente posible. Cuando se produce alguna enfermedad, los análisis urinarios suelen dar resultados positivos para las cetonas (incluso en niños sin diabetes) cuando el consumo de alimentos es poco o ninguno y el cuerpo empieza a usar la grasa del cuerpo para obtener energía.
  • Estar muy atentos si tu hijo tiene nauseas y vómitos. Los niños a veces se contagian con infecciones o viruses que pueden provocar náuseas, vómitos y dolor estomacal. Estos también pueden ser síntomas de una cetoacidosis diabética, por eso es muy importante el monitoreo de las concentraciones de cetonas y de glucosa en sangre.
  • Hay que prevenir la deshidratación. Procura que tu hijo tome muchos líquidos. Ofrécele bebidas que le gusten, que no empeoren síntomas como las náuseas y tampoco provoquen aumentos en la glucosa. Trata de proveer el líquido en cantidades pequeñas, pero constantes.
  • Utiliza los medicamentos con prudencia y responsabilidad. Los medicamentos pueden contener ingredientes que aumenten o disminuyan las glucosas o que provoquen síntomas parecidos a los de hipoglucemia o hiperglucemia. Asegúrate de informarte sobre los posibles efectos de cualquier fármaco que pueda utilizar tu hijo.
  • Anota la mayor cantidad de información. Cuando hables con tu médico ten a mano toda la información que entiendas tenga relación directa con la enfermedad y los cambios que ha provocado en el control de las glucosas. Mantén un registro de los síntomas, los medicamentos y sus dosis, la comida y la bebida que consuma, si hay vomitos o diarreas. También anota cualquier pérdida de peso o fiebre y los resultados de glucosas y cetonas.
  • Permite que tu hijo descanse. Los niños necesitan descansar cuando están enfermos, así que intenta que tu hijo duerma y descanse lo más posible, siempre monitoreando la glucosa y cetonas.

¿Cuándo llamar al médico?

  • Falta de apetito
  • Vómitos o diarreas persistentes
  • Hipoglucemias o Hiperglucemias constantes
  • Presencia de cetonas, entre moderadas y elevadas
  • Si piensas que tu hijo tiene síntomas de cetoacidosis diabética

Siempre que tengas dudas o algo te preocupe, consulta a tu médico. Actuando en conjunto, de manera responsable y proactiva lograrás que esos días de enfermedad sean un poco más llevaderos y mantendrás la condición de tu niño bajo control.

La clave; el monitoreo frecuente y la pronta acción, además de una buena dosis de mimos, cariños y amor.

2 thoughts on “Los días de enfermedad ¡Que complicados son!

  1. Eric Simpatico

    Hola que tal yo soy diabetico tipo 1 y tuve gastroenteritis, y me daban muchas hipoglucemias, porque tenia dieta blanda no comía mi dieta normal y solo bebiendo suero y la dieta blanda. Yo siempre acudo al medico, por cualquier, cosa que me note yo, de estar enfermo, nunca voy a la farmacia y compro cualquier medicamento, para tener controlada bien la diabetes.

Comments are closed.