¿Eres reactivo o proactivo?

La vida está llena de situaciones buenas, malas, alegres y tristes, todas estas situaciones tienen un propósito; enseñarnos algo o prepararnos para algo. Qué tu aprendas de ellas va a depender de tus acciones y reacciones ante estas situaciones.

¿Qué es la proactividad?

Proactividad es una actitud en la que asumimos el pleno control de la conducta de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias del contexto. La proactividad no significa sólo tomar la iniciativa, sino asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan; decidir en cada momento lo que queremos hacer y cómo lo vamos a hacer. Es la libertad que tenemos para nosotros elegir nuestras actitudes ante las diferentes circunstancias que enfrentaremos.

La persona proactiva se deja dirigir por sus valores, meditando acerca de las consecuencias y analizando cada situación: pueden pasar muchas cosas a su alrededor pero es dueño de cómo reaccionara ante esos estímulos. Centra sus esfuerzos en las cosas por las cuales puede hacer algo. Su energía y carácter son positivos, lo que provoca que logre mantener su paz interior y trabaje en la búsqueda de posibles soluciones.

La persona reactiva se ve afectada por las circunstancias, las condiciones, el ambiente social, es aquella persona que no ve mas allá de las situaciones y asume una actitud de negación y pesimismo. Sólo se sienten bien si se encuentra dentro de su “comfort zone”. Concentra sus esfuerzos en la constante preocupación y buscan todo lo negativo: defectos de otras personas, problemas sociales y circunstancias sobre las que no tienen ningún control. No tienen la libertad de elegir sus propias acciones, por lo tanto no aportan en la búsqueda de soluciones.

Ya conocemos la proactividad y la reactividad; ¿qué tipo de padre tu quieres ser? Mi familia y yo somos proactivos, pues aunque me fascinaría vivir en un mundo perfecto, la realidad no es así. Tenemos unos pequeños seres que necesitan un cuidado especial, viven con una condición crónica y es NUESTRA responsabilidad prepararnos y prepararlos a ellos. No podemos dejar que los números de los resultados de glucosas dominen nuestras vidas, son solo un número que nos brindan una información valiosa y en caso de que no estén dentro de los parámetros establecidos podemos y tenemos que ser proactivos y hacer los ajustes necesarios. Todos tenemos días no tan buenos y provocan desespero y frustración; ¡no te desanimes!

Pasos a seguir para enfrentar las situaciones  de manera correcta:

  • Conoce tus fortalezas y tus debilidades
  • Busca el lado positivo a las cosas y que tus emociones así lo demuestren
  • Ofrece tus opiniones de forma precisa y asertivamente
  • Confía en tí misma y asume los retos que se te presenten
  • Toma la iniciativa y emprende la acción
  • Actúa con decisión y determinación para alcanzar sus metas
  • Afronta positivamente el cambio y la incertidumbre
  • Transforma los problemas en oportunidades
  • Se perseverante
  • Esta dispuesto a cambiar el rumbo del plan de acción hasta que logres los resultados que deseas
  • Asume los fracasos y míralos como oportunidades de aprendizaje
  • Genera nuevas ideas y estrategias para resolver los problemas y las dificultades
  • No seas conformista, desafía lo convencional y anticipa futuras situaciones
  • Edúcate, oriéntate; así podrás cuestionar el por qué y para qué de las cosas
  • Mantente firme en tus valores e ideas

Me provoca coraje cuando escucho familias quejarse de lo descontrolada que están las glucosas de sus chicos, más sin embargo no hacen nada por cambiar la situación. En días recientes he tenido comunicación con varias mamás que entienden que necesitan un poco más de ayuda y quieren asumir el manejo de la condición de manera proactiva. ¡Bravo por ellas! Busca ayuda, lee, edúcate.

No tenemos excusa para no tomar el control de la condición de nuestros chicos. La información está disponible, los adelantos médicos también y habemos muchas personas dispuestas a ayudar al que lo necesite. Necesitamos familias y pacientes proactivos, es tu decisión. ¿Qué esperas? Auto-analizate, piensa en tu hijo, en su futuro y toma la decisión correcta.

¿Soy proactiva y tú?

 

6 thoughts on “¿Eres reactivo o proactivo?

  1. Eric Simpatico

    Hola mi nombre es Juan Lu, y hasta hace poco yo era una persona reactiva, por la diabetes tipo 1 y otras circunstancias q me han sucedido; pero ahora poco a poco me estoy haciendo una persona más proactiva, voy llevando mejor la diabetes tipo1 y la vida.

Comments are closed.