Educando y apoyando a nuestras dulces familias

 

Grupos de apoyo- reuniones regulares donde la gente que experimenta problemas similares o transiciones de la vida se junta para ofrecer apoyo y ánimo unos a otros.

Uno de los objetivos que tenía desde que cree el blog era poder reunir familias afectadas por la diabetes tipo 1, con el propósito de conocernos, apoyarnos, darnos ánimo y más importante aún, ofrecer una verdadera educación continua a los padres, niños, familiares y amigos. El pasado sábado 3 de marzo efectuamos nuestro Primer Taller de Educación y Apoyo a Familias con Diabetes tipo 1. Esta actividad se llevó a cabo en las facilidades del Centro de Diabetes para Puerto Rico (CDPR), este centro cuenta con un personal multidisciplinario que nosotros como padres necesitamos para nuestros niños; entre ellos nutricionistas, educadores de diabetes, fisiólogos del ejercicio, etc.

Cuando conocimos a la Sra. Waleska Crespo, Directora Ejecutiva del CDPR, entendió la gran necesidad de apoyo que necesitan las familias. Muy amablemente ofrecieron sus facilidades y personal para que pudiéramos hacer realidad estas reuniones. Decidimos comenzar con un grupo de 10 familias, queríamos asegurarnos de que nuestros planes y visiones de lo que queríamos que allí sucediera se trabajara con detalle y esmero.

A esas 10 familias que invitamos, GRACIAS por asistir. Como les dije el sábado, son ustedes los que hacen posible estas actividades. Para mi fue muy agradable conocerlos personalmente, algunos nos conocíamos virtualmente o vía telefónica; pero nada compara con ese abrazo caluroso y lleno de emoción que compartimos ese día. A nuestros invitados especiales GRACIAS, su asistencia nos muestra su apoyo y aun aquellos que no pudieron llegar pero nos dejaron demostrado su compromiso.

Durante el proceso de organización quería que mis dulces familias se sintieran bienvenidos, apreciados y satisfechos de haber sacado esas horas de su día libre para educarse y conocer otras familias. Tuvimos auspicios de varias compañías las cuales tengo que mencionar y agradecer, ya que son ellos los que dan esos detallitos que complementan nuestra misión. Contamos con productos de General Mills, Wendy’s Puerto Rico (deliciosos wraps de pollo y ensaladas), Arcos Dorados de Latinoamérica aka McDonald’s (Sandwiches de pollo a la plancha, wraps de pollo, agua, etc.), HOLSUM (que puedo decir… se botaron), Abbott y OneTouch.  La ayuda que nos proveyeron fue increíble, su deseo de cooperar y su compromiso con las familias de diabetes tipo 1 es real. ¡Nuevamente GRACIAS!

Los recursos que utilizamos fueron excelentes, tocamos temas SUMAMENTE necesarios para nuestras familias y que en pocas ocasiones se hablan y discuten, dejamos en las familias unas semillas de esperanza que poco a poco continuaremos cultivando. La Sra. Ana Elba Pérez transmitió un mensaje poderoso de compromiso y responsabilidad con nuestras familias. Entendimos que como padres somos ejemplo, que necesitamos estar en paz con las situaciones que se nos presenten y manejarlas de manera correcta, que nuestros hijos dependen de nosotros y que somos trascendentales en la vida de ellos.

Nos dimos cuenta que no estamos solos, que tenemos mucho más en común de lo que pensábamos, y que nos hace falta conocernos, apoyarnos y educarnos como comunidad. Les digo una frase que les dije a el grupo de padres, “Nosotros vamos a ser los padres más educados en diabetes tipo 1, eso no quiere decir que todo será perfecto; pero sí sabremos que hacer en esos momentos en los cuales la diabetes tipo 1 nos quiera ganar la batalla ”.

¿Y qué hicieron con los niños? Los niños tuvieron su propio espacio, habíamos planificado actividades educativas a través del juego. Esta gran labor estuvo a cargo de la Sra. Elba López. Elba es paciente de diabetes tipo 1, nutricionista/dietista y educadora en diabetes certificada, además de tuvimos dos invitadas que voluntariamente decidieron integrarse a trabajar con los niños, me refiero a la Sra. Lizandra Traverso que es nutricionista/dietista y educadora en diabetes certificada y la joven  Natalia Delgado, nutricionista/dietista y  también paciente de diabetes tipo 1. Los niños lo pasaron de maravilla, me comentó la Sra. Crespo que la interacción de los niños entre ellos fue hermosa. Hablaron de temas relacionados a la condición, compararon glucómetros, bombas de insulina, etc. Es muy saludable para ellos saber que hay otros niños iguales a ellos que tienen la misma condición. Aprenden comportamientos y se ayudan mutuamente. Un ejemplo de esto es un niño que no le gustaba usar el glucómetro frente a otras personas y al final del taller ya había perdido ese “miedo” a sentirse diferente a otros y se estaba monitoreando sus glucosas sin ese sentido de vergüenza.

Gracias a la ayuda de muchas otras personas tras bastidores, la actividad fue todo un éxito. A todo el personal del CDPR, por su ayuda e interés, las personas encargadas de la entrega de los alimentos, mi amiga Marieli Beltran aka The Spanglish Mom (perfect timing), a Keila y Ada por su apoyo y por último pero los más importantes, mi familia que me apoya y ayudan en todo.

Todos nos quedamos con los deseos de más reuniones y tal y como le dije a los padres presentes; seguiremos reuniéndonos, compartiendo y educándonos unidos. Para mí esta actividad fue como una renovación de energía y deseos de continuar trabajando por todos los dulces guerreros. Si estás interesado en participar en la próxima reunión, déjanos saber; nos puedes escribir al correo electrónico o nos dejas un mensaje aquí o la página de Facebook.

Estoy lista para nuestra próxima reunión, ¿tú estás listo?