Educando al niño en su alimentación

Desde su nacimiento, nuestros hijos están capacitados para reconocer cuando su cuerpo no necesita más alimentos. Lamentablemente, nosotros los padres interferimos con ese proceso natural obligando a nuestros hijos a comer más cantidades de las que sus cuerpos necesitan. De esta manera le enseñamos a tomar decisiones incorrectas a la hora de comer. Esta conducta puede terminar en problemas de sobrepeso o trastornos alimenticios. Es nuestra responsabilidad inculcar en ellos hábitos alimenticios correctos desde su niñez.

¿Qué podemos hacer nosotros para no interferir con el proceso innato de autorregulación?

  • Nunca se debe utilizar la comida como premio, recompensa o castigo. Utilizarlos de esta manera es un error, esto crea relaciones positivas y negativas que asocian de manera incorrecta la conducta con la alimentación.
  • No debemos prohibir alimentos sin antes explicarle al niño el por qué no se deben ingerir o que solo se deben ingerir en cantidades pequeñas y ocasionalmente. Si hacemos las restricciones sin que el niño entienda las razones, solo provocarémos despertar su curiosidad y no dudaría en probarlos. Deben ver este tipo de alimentos como enemigos de su cuerpo, nuestro cuerpo es lo que comemos y hay que mantenerlo de manera saludable.
  • ¿Recuerdas cuando tu abuelita o tus padres te decían que tenías que comerte todo lo que esta en el plato, aunque ya no quisieras más? ¡ERROR! Estamos obligando a nuestros niños a ir en contra de sus necesidades. No tiene sentido hacerles comer en exceso, de esta manera el niño no aprenderá a reconocer las señales de saciedad o llenura.
  • No debemos preocuparnos tanto por la cantidad de comida que el niño ingiere o cuando la ingiere. Esto solo causara presión en el niño y los padres, y creará tensiones innecesarias al momento de comer. Nuestra meta debe ser mantener una alimentación balanceada. Si tu niño tiene la necesidad de hacer meriendas entre comidas, esta es la oportunidad perfecta para que el niño ingiera frutas y vegetales. Tenemos que ser creativos con los alimentos de los niños y hacerlo divertido.

Nuestra Meta

Debemos educar a nuestros niños a comer la mayor variedad de alimentos sanos posible, esto le brindará la oportunidad de tener una variedad amplia al momento de escoger sus alimentos. Es importante que también seamos ejemplo para ellos cuidando nuestra alimentación. Nosotros somos los proveedores de nuestros niños y nuestra responsabilidad es brindarles una dieta balanceada y sana. Vamos a crear buenos hábitos alimenticios; en un futuro evitaremos problemas de salud y trastornos alimenticios.