¿Dulces para tratar hipoglucemia?

Una de las muchas habilidades que debemos perfeccionar en el manejo de la diabetes es como tratar de manera rápida y eficiente los episodios de hipoglucemia. Debido a que tratamos de ser y pensar como el pancreas de nuestros hijos, tenemos que conocer lo que debemos hacer cuando se nos presenta un nivel de glucosa bajo. Parte de esos conocimientos es la Regla de los 15/15 y poder identificar las fuentes de carbohidratos de rápida absorción que vamos a utilizar para restablecer los niveles de glucosa.

Con el dulce guerrero utilizamos los jugos, pues es la manera más rápida de que los carbohidratos lleguen a la sangre. También utilizamos las tabletas de glucosa de GlucoLift, a Jaime le gustan sus sabores, especialmente el wildberry y el cherry. Hace poco una mamá me preguntó que dulces utilizamos para tratar las hipoglucemia de Jaime. La verdad es que tiene que ser una super emergencia o que sea lo único accesible, para tratar alguna hipoglucemia de Jaime con dulces. Les comparto algunas de las razones por las cuales prefiero NO utilizar golosinas como parte del manejo de hipoglucemias.

Las golosinas no son nada saludables y parte de nuestra labor como padres, es enseñarle a nuestros tres hijos a tomar decisiones responsables, incluyendo la alimentación. Si no hay más alternativa, pues ni modo, pero no acostumbramos tener golosinas para ser usadas como fuente de glucosa. Además, tenemos que estar seguros de que el alimento que utilicemos para tratar la hipoglucemia llegue a la sangre lo antes posible, y algunos alimentos como los dulces, galletas, chocolates o helados tienen azúcar, pero también tienen una buena cantidad de grasa que hace más lenta la absorción de los carbohidratos.

Es importante que si ustedes deciden utilizar golosinas durante una hipoglucemia, para subir el nivel de glucosa, que nuestros dulces guerreros no relacionen comer un dulce con un episodio de hipoglucemia. Los niños son muy astutos y conozco de algunos casos donde se provocaban las hipoglucemias para poder comer dulces. Esto puede ser muy peligroso y un arma de doble filo, pues con las hipoglucemias no se debe jugar.

Como parte del manejo de la diabetes, buscamos o tratamos de tener la menor cantidad de hipoglucemias posibles, pero por alguna razón u otra siempre nos toca manejar un nivel de glucosa bajo y cuando pase tenemos que estar preparados.