Diabetes y esperanza, dos palabras que van de la mano

diabetes y esperanzaDiabetes y Esperanza. Dos palabras que para mi van muy de la mano y a la vez pueden ser completamente opuestas. Hoy tuve la oportunidad de escuchar y disfrutar de los consejos y experiencias de algunos miembros de la Comunidad de Diabetes en Linea en una conferencia virtual llamada “Diabetes Hope Conference”.

Fue muy interesante escuchar las experiencias de personas que han vivido con diabetes tipo 1 por más de 40 años y como los avances en la tecnología han logrado que estas personas, que hoy tienen no menos de 65 años de edad, disfruten de una buena salud y continúen con su compromiso de ayudar a otros.

Lo que nos une y nos motiva a apoyarnos es saber que este camino de la diabetes no tenemos que caminarlo solos. Saber de personas que llevan tantos años viviendo con esta condición nos da ESPERANZA!

Esperanza de que mi hijo puede tener una vida saludable, siempre y cuando aprendamos a vivir con la Tía Bety y la mantengamos bajo control.

Esperanza de tener mejor tecnología accesible a TODOS.

Esperanza de que algún día hablemos de la diabetes como una condición que dejó de existir y nuestros dulces guerreros solo sean ejemplos de lo que se lograba cuando la diabetes era manejada de manera correcta.

Esperanza de que la cura llegue.

Tengo Esperanza…

Y por más difícil que parezca la diabetes, por más impredecible que sea, no bajaremos la guardia.

Recién platicaba con una mamá guerrera que está comenzando esta travesía y utilizó una frase que me caló hondo; “¿Puedo aspirar a sanar mi alma?” Mi respuesta; “Claro! Pero hasta que tú no sanes heridas y aceptes la diabetes, te costará mucho cuidar a tu niña de manera correcta” Esos primeros meses son tan difíciles de manejar y uno no puede creer que la tormenta pronto pasará. En esos momentos la palabra esperanza es solo eso, una palabra.

Tal vez te tome días, semanas o meses, pero debes hacer real esa palabra en tu vida. ¿Cómo podemos tener esperanza, cómo podemos ser positivos? Sencillo, si es tu hijo el que vive con diabetes tipo 1, tendrás esperanza y serás positivo por que deseas verlo crecer saludable y feliz. Y si eres tu el que vive con diabetes, debes tener esperanza y ser positivo por que tienes una familia que te necesita saludable.

La diabetes y la esperanza están relacionadas, y para poder vivir con diabetes, sin perder de vista la meta, es necesario siempre tener esperanza.

2 thoughts on “Diabetes y esperanza, dos palabras que van de la mano

  1. Gina Bazán

    JUSTAS PALABRAS, ESPERANZA DE QUE LA CIENCIA SIGA AVANZANDO ANTE LA DIABETES. VIVÍ LO MISMO Y EMPRENDÍ LA LUCHA, AHORA MI DULCE GUERRERO, DIEGO ALONSO, LLEVA EL RETO DE DEJAR SEMILLAS EN CADA LUGAR PARA EDUCAR EN DIABETES JUVENIL… ESTAMOS CONTIGO MAMITA. DESDE LIMA, PERÚ… (ADINA).

Comments are closed.