“Diabetes Blog Week” Compartir o no compartir

diabetes blog week, diabetes tipo 1Este es el primer escrito del “Diabetes Blog Week” que se esta llevando a cabo durante la semana del 13 al 19 de mayo.

Día #1

Tema para el 14 de mayo:Nuestro equipo médico sólo nos ve durante unos 15 minutos, 4 veces al año, y no conocen cómo son realmente nuestras vidas. Supongamos que nuestro equipo médico lee nuestros blogs. ¿Qué deseas que conozcan sobre tu vida con diabetes o la de tu ser querido?

Cita medica, diabetes, diabetes blog weekEs el día de la visita trimestral de tu dulce guerrero a su médico… Te da estrés, te sientes ansioso y solo piensas en el regaño o los comentarios negativos de la educadora en diabetes por el 363 mg/dL de la pasada semana o las hipoglucemias que registró el glucómetro desde la última visita. Y ni se diga, si la prueba de hemoglobina glicosilada la hacen en la oficina del médico y registra un alto nivel o si traes contigo el resultado del laboratorio, también con un resultado elevado de la hemoglobina glicosilada. ¡Un tormento para muchos!

Pero, ¿realmente sabe el personal médico todo lo que a diario hacemos y lo arduo que trabajamos con nuestros chicos para tratar de mantenerlos, el más tiempo posible, dentro del rango establecido por su médico?

La gran mayoría de los padres de los dulces guerreros hacemos malabares y hasta lo imposible para cumplir al pie de la letra las instrucciones del tratamiento, lograr números aceptables y encima de todo eso, criar a un niño saludable mentalmente. Tu médico, la educadora en diabetes o cualquier otro miembro del equipo médico, que fuera de la oficina no tiene ninguna relación directa con la Tía Bety, ¿se levanta de madrugada a hacer las pruebas de glucosa? o durante el día mientras tu dulce guerrero está en la escuela, ¿mantiene su teléfono cerca en todo momento pendiente a esa llamada que nunca quisiéramos recibir o esperando por si algo ocurre? o acaso se convierte en negociante con tu dulce guerrero ante las dulces tentaciones a las que se exponen.

La gran mayoría de ellos no han caminado por nuestros senderos. La teoría del cuidado de diabetes se lo conocen de la A a la Z, pero en la práctica viven muy lejos de nuestra realidad.

Nosotros, las familias con diabetes contamos esos carbohidratos con la mayor precisión posible, enviamos el bolo con anticipación para evitar picos y aun así a menudo nos sorprenden esos números elevados que no sabemos de donde y como han llegado. Le pido a nuestros médicos, educadores en diabetes o cualquier otro miembro del equipo médico que nos atiende, que no nos juzguen. Nadie más que nosotros queremos “Happy Numbers” todo el tiempo, desearíamos tener una varita mágica o tal vez un asistente médico parecido a  J.A.R.V.I.S(la computadora inteligente de Ironman).

¿Sabes lo que hacemos durante todas esas situaciones en las que nosotros debemos tomar decisiones relacionadas a la diabetes de nuestros hijos? Leemos, leemos y leemos más. Nos educamos, escuchamos otras experiencias y adaptamos a nuestras rutinas esas excelentes ideas que solo otra persona que vive lo mismo que nosotros y habla nuestro lenguaje de diabetes puede ofrecernos.

Claro que los escuchamos y tomamos notas de sus consejos e instrucciones, pero fuera de esa oficina médica, las cosas son muy diferentes. En nuestros hogares no solo tenemos que lidiar con la diabetes, hay otros miembros de la familia con sus necesidades específicas, lidiamos con nuestro trabajo, las finanzas y mil otras cosas más.

¿Sabes cuantas preocupaciones añade la diabetes a nuestro diario vivir?

Ustedes educadores en diabetes pueden estar seguros de que su opinión y consejos son muy valiosos para nosotros, pero al final del día quien mejor conoce a nuestros dulces guerreros somos nosotros sus padres.

Quiero que ustedes, los educadores de diabetes nos sirvan de guía, de recurso para educarnos pero necesitamos que estén receptivos para entendernos. Ponte en nuestros zapatos, imagina, aunque sea por un momento, lo que a diario vivimos y el sendero que recorremos, y guíanos sin juzgarnos. La Tía Bety es caprichosa y no siempre es tan sencilla de manejar como dice la teoría.

2 thoughts on ““Diabetes Blog Week” Compartir o no compartir

  1. Dorys Milena

    No sé si tengo la fortuna o no, que la Doc de mi hija tenga diabetes tipo 1, si bién al princio no me gustaba para nada por que sentia que no me entendia ahora la admiro por que en una segunda y tercera consulta me entrego todas las herramientas para que yo tomara las decisiones en cuanto a modificar, cambiar y decidir, ya en una tercera visita me dijo: Tú mejor que nadie conoce a tu hija, tu sabes sus estados de ánimo emociones eres tú quién debe manejar la diabetes y no la diabetrs a ti. Eso me dió la seguridad de poder contar con un tremendo apoyo, a parte de verla cada más sevuido, pero definitivamente somos nosotras quienes debemos tenerla a raya. Besos

  2. Mercedes albarracin

    La verdad es que nosotros somos los q mejor conocemos anuestros peques aunque hay veces q los numeros suben o baja y no sabemos porque . En cuanto a la doctora y educadoras de mi hija sobre todo agradecimiento la teoria te la dan genial pero la practica fueron ellas las que me dijeros el dia que nos dieron el alta que la vida en el hospital no era la vida real de la niña y yo pense que estaban locas por dejarme ir para mi tan pronto. Pero luego comprendi que tenian razon.

Comments are closed.