Cuando usar las mini dosis de glucagón

Cuando una persona que vive con diabetes tipo 1, tiene una hipoglucemia severa, se tiene que actuar con rapidez. Existe un Kit de Emergencia de Glucagón que permite estabilizar los niveles de glucosa cuando alguien tiene un bajón severo de glucosa y necesita ayuda inmediata.

El glucagón es una hormona creada en el páncreas, que sube los niveles de glucosa en la sangre. Al igual que ocurre con la producción de insulina, la producción de glucagón también se ve afectada con la diabetes tipo 1. El glucagón es seguro, no hay peligro de utilizar demasiado. Puede tener algunos efectos secundarios, como las náuseas y vómitos.

Los padres, familiares, la pareja y amistades de las personas que viven con diabetes tipo 1 deben aprender a utilizar el Kit antes de que suceda alguna emergencia. De esta manera podemos estar preparados en caso de ser necesario. El Kit de Emergencia incluye una botella de glucagón, en forma de polvo seco, y una jeringuilla con un líquido transparente, que es una solución diluida para mezclar con el polvo seco. Esta jeringuilla es más larga de la que utilizamos para aplicar la insulina, ya que la inyección es intramuscular.

El Kit de Emergencia de Glucagón también tiene otra utilización. Cuando manejamos las hipoglucemias, se recomienda la ingesta de una pequeña cantidad de carbohidratos de acción rápida. Pero pueden haber ocasiones donde la persona es incapaz de comer o retener la ingesta de carbohidratos, ya sea por algún virus estomacal o una administración de insulina mayor de la necesaria. Si esto ocurre, las mini dosis de glucagón pueden ser utilizadas para aumentar la glucosa en la sangre y evitar un episodio de hipoglucemia severa.

Una mini dosis de glucagón suele aumentar la glucosa en sangre de 50 a 100 mg/dl en un periodo de 30 minutos y tiene una duración de alrededor de una hora, sin causar náuseas. Esta mini dosis es aplicada de la misma manera que aplicamos la insulina, con una inyección subcutánea y la misma jeringa.

A todos nos asusta la idea de en algún momento tener que utilizar el Glucagón, pero conozco varias historias de familias que manejaron de manera eficiente los días de enfermedad utilizando estas mini dosis.

¿Qué vamos a necesitar para utilizar estas mini dosis de glucagón?

  • Glucagon en polvo
  • Jeringuilla con líquido transparente, incluida en el Kit de Emergencia
  • Jeringuilla de insulina de 30, 50 o 100 unidades, para administrar el glucagón

¿Cuándo utilizar las mini dosis de glucagon?

  • Cuando el nivel de glucosa en sangre está por debajo de 90 mg/dl y no hay apetito o la persona se niega a comer, o en caso de que debido a las náuseas o vómitos, la persona no retenga los alimentos o los líquidos en su organismo.
  • Si se ha administrado demasiada insulina de acción rápida por error.

NO uses la mini dosis de glucagón: 

  • Si el dulce guerrero está inconsciente o está convulsionando. Esta situación necesita la dosis recomendada del Kit de Emergencia de Glucagón y la inyección intramuscular.
  • Si hay cetonas o deshidratación.

Instrucciones: 

1. Abre el Kit de Emergencia de Glucagón y mezcla el líquido con el polvo de acuerdo con las instrucciones del Kit.

2. Usa la jeringa de insulina para extraer el glucagón. Cada unidad será igual a 10 microgramos (mcg) de glucagón.

  • 2 años y menores: inyecta 2 unidades (lo que equivale a 20 mcg)
  • 3 a 15 años: inyecta 1 unidad por cada año de edad
  • Mayor de 15 años: inyecta 15 unidades (lo cual equivale a 150 mcg)

3. Inyecta la mini dosis de glucagón al igual que inyectas la insulina (por vía subcutánea, en el brazo, pierna, nalga o estómago).

4. Guarda el glucagón sobrante en la nevera.

5. Mide la glucosa cada 30 minutos.

6. Si la glucosa todavía está por debajo de 100mg/dL después de 30 minutos, repite la mini dosis de glucagón utilizando el doble de la dosis previa. Por ejemplo:

  • Para 2 años y menores: inyecte 4 unidades
  • De 3 a 15 años: inyecte 2 unidades por cada año de edad
  • Mayor de 15 años: inyecte 30 unidades

7. Continúa duplicando la dosis hasta que haga efecto. La dosis que funcione mejor puede ser repetida cada hora mientras sea necesario para mantener la glucosa en la sangre mayor de 100 mg/dL.

8. Llama a tu equipo de diabetes si no logran mantener el nivel de glucosa por encima de 100 mg/dL y los vómitos persisten.

9. La mezcla de glucagón debe ser mantenida en el refrigerador entre dosis y debe ser desechada después de 24 horas.

Recuerda, SIEMPRE consulta con tu médico acerca de esta opción.