Botando lo que nos estorba, “Clean it up”

Hoy es el tercer día del Diabetes Blog Week 2015, y el tema de hoy es “Clean it up”.

El tema de hoy se basa en recoger, limpiar, remover u organizar todo aquello que de alguna manera u otra sea un obstáculo en el manejo de la diabetes. Lo primero que verifiqué fue mi gabinete o farmacia de diabetes. Todo estaba bastante ordenado, trato de mantener en orden y organizado los suplidos de mi dulce guerrero para no quedarme corta de algún suplido y hace poco lo había organizado.

Luego pensé, ¿será necesaria una organización en la oficina o “centro de mando” de Jaime, mi dulce guerrero? Hmm… Recientemente nos mudamos y había aprovechado para hacer una limpieza exhaustiva, pues según asistimos a conferencias de diabetes seguimos acumulando papeles, folletos, bultos, bolígrafos, etc. Por lo que tampoco era necesaria la limpieza u organización en la oficina de mi hogar.

Seguí pensando… debe de haber algo que necesite organización o limpieza, o algo que pueda remover o cambiar. Luego de mucho pensar y no encontrar algo físico que necesitará organizar o limpiar, volví a leer varias veces la descripción del tema de hoy del Diabetes Blog Week; “Esto puede ser algo real que tengas, o puede ser algo que mental o emocionalmente no has podido dejar ir.”

Ahhhh… Ya lo encontré, hay algo que debo cambiar o mejorar. No soy muy fanática de los cambios http://imagineear.com/pharmacy/generic-inderal/ abruptos o los cambios de planes, y no me gusta sentir que hay cosas que no puedo controlar. Y claramente en el manejo de la diabetes esto es algo a lo que debemos estar acostumbrados y para lo que debemos estar preparados. Aún así, esto es algo que todavía se me hace difícil de aceptar. Llevo casi 10 años mejorando y cada vez me siento mejor, pero que difícil es sentir que aunque lo has hecho todo bien, los resultados del manejo de la diabetes en ocasiones son impredecibles.

Ultimamente hemos tenido dos días corridos en los que Jaime desayuna lo mismo, con niveles de glucosa similares, enviamos la misma cantidad de insulina y la reacción de su glucosa ha sido tan impresionantemente diferente que no sabes ni que pensar. Es ese sentido de impotencia, de no poder darle instrucciones a la Tía Bety (la diabetes). Ese sentido de que ella tiene su propia personalidad y cuando se lo propone es terca y caprichosa, y te saca canas verdes.

Se que en el manejo de la diabetes las cosas no siempre hacen sentido y aunque he ido aceptando a la Tía Bety tal y como es, aún me falta mucho por mejorar, sobretodo, cuando pronto entremos de lleno a la etapa de adolescencia y comencemos poco a poco a soltar las riendas del manejo de la diabetes del dulce guerrero.